07 de junio de 2016
07.06.2016
Educación

La última selectividad arranca en Valencia con una crítica a la fuga de cerebros

Miles de alumnos, que se examinan durante tres días, han debido mostrar sus conocimientos sobre Valle-Inclán, Miguel Hernández, la desamortización de Mendizábal o la crisis de 1917

07.06.2016 | 14:20
Los estudiantes ya han iniciado sus exámenes de selectivo.

Entre muchos nervios, como es habitual, han empezado esta mañana las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) en la Comunitat Valenciana, más conocida como selectividad.

En el primer examen, el de Castellano, los alumnos han tenido que analizar un artículo de opinión de Rosario G. Gómez, titulado "España no cuida a sus científicos". En él se critica la precariedad laboral y las pocas oportunidades que tienen los investigadores, que en algunos casos se ven obligados a emigrar, asegura la autora. "Precariedad, inestabilidad y austeridad definen el estado de la ciencia en España", apunta.

En el texto, cuyo análisis vale cuatro puntos, Rosario G. Gómez también habla de "contratos eventuales y mal pagados" y "recorte de becas" que obligan a los científicos al "exilio". La autora del artículo publicado en El País, critica duramente la situación de España, recuerda algunas polémicas declaraciones del exministro de Educación, Ignacio Wert, y asegura que la fuga de cerebros "no es una leyenda urbana".

Asimismo, añade que el problema no es que los científicos -a quienes llama "inmigrantes de bata blanca"- amplíen su formación en el extranjero, sino que "lo grave es no saber cómo recuperarlos y dejar escapar irremediablemente su talento".

Las apuestas de los alumnos apuntaban a que Valle-Inclán sería el protagonista de la parte de Literatura, y así ha sido, ya que en una de las dos opciones se ha preguntado sobre su obra "Luces de Bohemia" y el esperpento. En la otra opción, el protagonista ha sido el poeta Miguel Hernández. Por tanto, según los profesores y el tribunal, un examen "correcto", sin sobresaltos, que ayudará a tranquilizar a los jóvenes, quienes también deberán contestar algunas cuestiones de morfología y sintaxis.

Más tarde, se han examinado de Historia de España y Filosofía. En Historia han tenido que conocer qué ocurrió a mediados del siglo XIX, sobre todo las desamortizaciones de Madoz y Mendizábal; o la crisis de 1917 que puso en jaque la Restauración en caso de decantarse por la segunda opción de la prueba. Quienes se han examinado de Filosofía han podido elegir entre Platón o Nietzsche, autores recurrentes en los selectivos.

Que los nervios traicionen, alguna pregunta inesperada, o la falta de tiempo, eran las mayores preocupaciones de los alumnos, que por delante tienen siete exámenes en tres días. Solo en las instalaciones de la Universitat Politècnica de València (UPV), repartidas en varios campus, se examinan 5.000 estudiantes, la mayoría nacidos en 1998 y procedentes de Bachillerato. Para muchos, la sorpresa ha sido que no podían acceder al aula con un reloj de muñeca, ya que los novedosos smartwatches pueden contener información.


Fin de la selectividad tras 41 años
La Prueba de Acceso a la Universidad, conocida como selectividad, una convocatoria que llega a su fin tras 41 años porque el próximo curso se sustituye por una prueba final de Bachillerato.

La última selectividad se ha celebrado ya en Asturias, empezó ayer en Murcia y La Rioja y se irá extendiendo durante esta semana a la mayoría de las comunidades. Los últimos serán los alumnos de Andalucía, Castilla y León y Cataluña, que están convocados a partir del día 14.

La selectividad consta de dos fases desde 2010: una general y obligatoria y otra específica y voluntaria, que sirve para subir nota.

La fase general obligatoria incluye cuatro exámenes: Lengua castellana y Literatura; Lengua extranjera (a elegir entre cinco idiomas); Historia de España o Filosofía (a elegir), y una materia a elegir de las modalidades de Artes, Ciencia y Tecnología, y Humanidades y Ciencias Sociales.

Esta fase, cuya nota tiene validez indefinida, computa en un 40 % de la nota final y la media de Bachillerato el otro 60 %.

La fase específica voluntaria, a la que se presentan para subir nota quienes optan a los estudios más demandados, consta de un máximo de cuatro exámenes sobre materias de la rama que quiere cursar el alumno, y se tendrán en cuenta las dos mejores notas cosechadas.

Al computar esta fase, cuyas calificaciones caducan a los dos años, la nota máxima de un alumno asciende a 14.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2017/18

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2016/17.


Enlaces recomendados: Premios Cine