19 de mayo de 2017
19.05.2017

Podemos Riba-roja denuncia al alcalde por presunto amaño

Robert Raga desmiente la acusación al decir que tiene informes de Secretaría e Intervención que lo «avalan»

19.05.2017 | 04:15
Podemos Riba-roja denuncia al alcalde por presunto amaño

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, fue denunciado ante la Fiscalía por Podemos local por presunto amaño de contrato. Los concejales del grupo morado, Concha Noguera, Andrés Fernández y Rubén Ferrer, fueron a la Ciudad de la Justicia en la mañana de ayer junto a Antonio Montiel, Secretario General autonómico del mismo partido político.

?Podemos Riba-roja acusa al socialista Raga de amañar en la adjudicación del contrato de Asesoría Jurídica municipal. Para ello, presentaron un dossier de más de 80 páginas con las presuntas pruebas del delito. En la denuncia, los regidores morados señalan que el alcalde contrató por una cuantía de 54.000 euros y una duración de tres años, a una asesoría que previamente había ejercido mediante un contrato menor durante once meses. Podemos pide una investigación ante lo sucedido.

Ferrer aseguró tener «unas pruebas evidentes que nos dicen que no fue un concurso libre», mientras que Montiel apoyó a sus compañeros al decir que «hay indicios de que ha habido irregularidades en la adjudicación».

El Ayuntamiento lo desmiente
Por su parte, el Ayuntamiento de Riba-roja emitió un comunicado en el que desacredita toda la información aportada por Podemos. El consistorio asegura que «aplicó el procedimiento establecido para la adjudicación de un contrato menor». Además, expone que la oferta elegida para ejercer como asesoramiento jurídico en el ayuntamiento fue la de menor cuantía, siendo adjudicada por 53.640 euros en un plazo a repartir en tres años.

?Según el ayuntamiento, los informes de Secretaría e Intervención «avalan plenamente el proceso de contratación pública de la asesoría jurídica». El escrito añade que la empresa adjudicataria presento todos los documentos necesarios para probar su validez y que la contratación fue aprobada el 8 de agosto de 2016 en una resolución de alcaldía.

?El consistorio calificó de «rabieta» la actitud del portavoz morado Rubén Ferrer, y acusó a Podemos de «querer notoriedad aunque mancillen a Riba-roja». Mientras que el alcalde se mostró «muy tranquilo, ya que no he amañado nada». Ante esta situación, Raga se encuentra «muy fastidiado, están en su derecho de reclamar pero no es verdad de lo que se me acusa».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook