15 de marzo de 2016
15.03.2016

Ontinyent contabiliza cerca de 70 árboles monumentales tras actualizar el catálogo

El biólogo Andreu Francés ha actualizado un catálogo en el que predominan especies como carrascas, algarrobos y pinos

14.03.2016 | 23:37

Ontinyent cuenta con 69 árboles monumentales, 8 conjuntos arbóreos de interés y un total de 30 ejemplares centenarios, según se desprende de la actualización realizada en el catálogo de árboles municipal, que se ha hecho accesible estos días a través de la página web municipal. La concejala de Sostenibilitat, Patricia Folgueras, ha animado a la ciudadanía a «descubrir el rico patrimonio arbóreo de la ciudad expuesto en el catálogo, porque además de edificios históricos, en la ciudad tenemos ejemplares que son auténticos monumentos vivos», destacaba.

El catálogo de árboles, la mayoría de propiedad privada, ha sido actualizado por el biólogo Andreu Francés, en base a la colección elaborada en 2009, que tomó como base el libro Arbres singulars històrics i centenari d'Ontinyent, escrito en 2004 por el agente rural del departamento de Medi Ambient, Enric Abad. Desde el consistorio han remarcado que la plaga del picudo rojo ha destruido algunas de las palmeras destacadas de Ontinyent, y que la mayoría de los árboles y los conjuntos arbóreos catalogados son carrascas, algarrobos y pinos, especies de la zona por excelencia. También hay otras especies como olivos, almez (lledoner), cipreses, un cedro o una magnolia, entre otros, habiendo contabilizado 30 ejemplares de más de 100 años. El de mayor longevidad es la carrasca de Ca Eusebi, con cerca de 300 años y un perímetro de 4,31 metros.

El pino de Pola, el más singular

El pino más grande y singular de Ontinyent es el piñonero de Pola, de unos 98 años de edad, 15,87 metros de altura y 3,92 metros de perímetro. En cuento a las plantas silvestres, destaca el lentisco de Sant Vicent, situado en la finca del mismo nombre, de unas dimensiones extraordinarias por ser un arbusto, con una altura de 6,52 metros, y la estética de un árbol. Como árbol exótico, el término cuenta con la magnolia del molino Comas, situada en el jardín del mismo nombre. El año 1873 se abandonó la actividad harinera del molino Comas y se construyó un jardín integrado por diferentes especies, de las que hoy solo queda la magnolia. Esta magnolia grandiflora, originaria del sudeste de los Estados Unidos, se ha desarrollado hasta conseguir una altura de 17 metros y 2,75 de perímetro en un entorno que no es el suyo. Se encuentra a pocos metros del río Clariano, rodeada por cañas, chopos y árboles frutales.

En Ontinyent, solo son propiedad municipal algunos ejemplares situados en la Glorieta, la plaza Santo Domingo, la Bola o el cementerio. La ley establece que son los propietarios los que tienen que mantener la salud de los árboles monumentales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine