22 de junio de 2016
22.06.2016
Medida

El Consell desvía a Manises la basura de cinco comarcas para evitar el colapso de Alicante

El consorcio aprueba en una asamblea extraordinaria y urgente un acuerdo con el Emtre para reorientar hasta 90.000 toneladas

22.06.2016 | 11:29
El Consell desvía a Manises la basura de cinco comarcas para evitar el colapso de Alicante

La basura de la Costera, la Canal, la Vall d´Albaida, la Safor y el Valle de Ayora comenzará a llegar a partir del viernes a la planta de tratamiento y eliminación de Manises. La asamblea de ayuntamientos integrados en el Consorcio de Residuos V5 (COR), convocada ayer tarde de manera urgente y extraordinaria en Xàtiva, dio luz verde por unanimidad a un convenio de colaboración con el Emtre que abre la puerta al envío de hasta 90.000 toneladas de basura de las comarcas centrales hasta las instalaciones de la entidad del área metropolitana de Valencia.

La Conselleria de Medio Ambiente forzó la convocatoria de la sesión de ayer por «razones de fuerza mayor», ante la necesidad de «garantizar» en plena temporada estival un destino alternativo para las miles de toneladas del COR V5 que hasta ahora viajaban al vertedero de Fontcalent, en Alicante. Así, se pretende evitar un colapso en estas instalaciones, que de manera inminente van a comenzar a recibir 45.000 toneladas de basura de la Vega Baja anteriormente tratadas en Villena. Los problemas de esta planta y el cierre por orden judicial del vertedero de Crevillent han desembocado en una reordenación del mapa de residuos en la provincia.

A raíz de los cambios, el Ayuntamiento de Alicante rechazó seguir acogiendo desechos del sur de Valencia, desatando un conflicto entre consorcios que ha obligado al Consell a intervenir. La salida al entuerto ha sido posible gracias a un preacuerdo existente entre el COR V5 y el Emtre „que hoy debería ratificarlo„ que se remonta a finales de la anterior legislatura. Ahora, el vertedero de Manises permite al organismo con sede en Xàtiva «ir disminuyendo la presencia en Alicante» y otorga una solución rápida para garantizar el tratamiento de la basura en la temporada alta de verano, cuando se incrementa el volumen de residuos generado por los aportes de las zonas turísticas de la Safor. En cualquier caso, el director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, ha pedido al consorcio de las cinco comarcas que maneje otras propuestas alternativas para repartir los residuos el objetivo de buscar «una gestión lo más sostenible posible» y ha abierto la puerta a una futura colaboración con el Consorcio de la Ribera, que gestiona instalaciones en Guadassuar, más próximas. El presidente del COR V5, Roger Cerdà, tiene previsto hoy mismo una reunión con su homólogo de la Ribera de la que podría salir un principio de acuerdo. Otro destino sondeado es la planta de Llíria. Sin embargo, el Consorcio Valencia Interior no ofrecía la posibilidad de emplear estas instalaciones hasta 2017, una circunstancia que dejaba Manises como la única opción para el COR durante este verano.

Ahorro de 135.000 kilómetros
Piquer destacó ayer la antigüedad y la «capacidad limitada de triaje y compostaje» del vertedero de Alicante, que no cumple con la normativa en materia de reciclaje. En un escrito al que ha tenido acceso este diario, el director general señala la posibilidad de «transferencia y tratamiento puntual» de la basura del COR V5 en Fontcalent, pero recalca que los envíos han de «focalizarse prioritariamente a las instalaciones de la provincia de Valencia».

Fuentes de la conselleria garantizan el «interés público de la operación» y estiman un ahorro de 135.000 kilómetros en el desplazamiento diario de los residuos de las comarcas centrales hasta Alicante con la redistribución acordada, a la espera de que el COR V5 disponga de instalaciones propias.

­"El coste no se incrementará"
El presidente del Consorcio de Residuos V5 (COR), Roger Cerdà, aseguró ayer que el cambio de destino de los residuos no supondrá un incremento del coste del tratamiento ni repercutirá en el recibo que pagan los vecinos de las cinco comarcas. Cerdà hizo hincapié en la sentencia reciente que fijó un precio máximo del canon que el COR ha de abonar a la adjudicataria durante el periodo transitorio „hasta que el territorio cuente con instalaciones propias de tratamiento„ con independencia de la planta que trate los residuos.

Como informó este diario, una jueza desestimó el pasado 17 de mayo el pago de sobrecostes de 8 millones de euros reclamados por Vytrusa después de que fracasara la propuesta inicial de la empresa de transportar los residuos a la planta de Villena y el COR decidiera llevarlos al vertedero de Alicante para garantizar su tratamiento, en 2012. La sentencia „que no ha sido recurrida por la adjudicataria„ validó un canon de transferencia y transporte de 18 euros por tonelada y otro de valorización y eliminación de 65 euros/tonelada que seguiría aplicándose en este caso a pesar de que el coste del tratamiento en Manises es más elevado que en Alicante. La diferencia, según expuso Cerdà, deberá asumirla la empresa. «No pagaremos más con independencia de donde lo llevemos», manifestó el presidente.

El convenio aprobado ayer por el COR V5 para colaborar con el Emtre se remonta a finales de la anterior legislatura, cuando el organismo con sede en Xàtiva sondeó por primera vez la necesidad de reducir las aportaciones que, desde 2012, colapsaban el vertedero de Fontcalent. La opción de Manises quedó descartada entonces porque resultaba más cara frente a la de Algímia d´Alfara, donde terminaron recalando las 47.000 toneladas retiradas de Alicante a principios de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine