13 de enero de 2018
13.01.2018

Xàtiva inyecta 72.000 euros para salvar de la ruina el palacio de la calle Engai

El consistorio licitará en dos semanas una primera fase de urgencia para sustituir la cubierta y evitar nuevos derrumbes en el inmueble municipal del s. XVIII Los forjados están muy dañados tras décadas de abandono

13.01.2018 | 04:15
El palacio de la calle d´Engai, en pleno centro histórico.

El Ayuntamiento de Xàtiva está a punto de licitar la primera fase de las obras proyectadas en el número 4 de la calle d´Engai, un palacio del siglo XVIII de propiedad municipal que ha sufrido derrumbes interiores y presenta un avanzado deterioro. La intervención del proyecto diseñado por el arquitecto José Miguel Benito está presupuestada en 72.000 euros y será sufragada con fondos del programa del Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU), que recibe ayudas autonómicas y estatales, tal como avanza el regidor de Patrimonio, Jordi Estellés.

El inmueble, de tres plantas de altura, lleva tiempo deshabitado y no ha sido objeto de ninguna reforma desde que fue adquirido por el ayuntamiento en la década de 1980. De este modo, la cubierta se halla tan deteriorada que ya ha cedido en algunos tramos, dando pie a que el agua de lluvia penetre en su interior y acelere su ruina, tal como detalla el arquitecto. A raíz de este hecho, algunos forjados presentan «daños graves» con el desplome de alguna vigueta de madera, por lo que se requiere con urgencia el apuntalamiento de los elementos más afectados y la reparación del tejado. «Si el agua continúa entrando, provocará la ruina total del inmueble a corto plazo», advierte el técnico del proyecto.

Para evitar esa situación, como paso inicial de rehabilitación del inmueble, el consistorio planea la renovación completa de las partes más dañadas. Los tejados que vierten al interior del inmueble son los que presentan un riesgo de desplome inminente. Para una intervención posterior menos urgente se deja la reforma del tejado situado al norte del patio central. La cubierta será demolida y posteriormente reconstruida conservando la forma y utilizando «sistemas constructivos acordes con el entorno del inmueble y la normativa de protección»: tejado inclinado de viguetas de madera y cobertura de teja recuperada. No obstante, «para mejorar la eficiencia energética del edificio y en previsión de su futuro uso residencial», se incorporará al nuevo tejado una capa de aislamiento térmico, añade el documento.

El consistorio también planea la restauración de la escalera interior, muy deteriorada: las bóvedas que la forman están agrietadas y registran desprendimiento de ladrillos. Adosados por el lado sur al edificio señorial se encuentran los restos de una antigua vivienda, ajenos al edificio original pero incorporados al mismo. Dado que este inmueble -en ruina total- ya fue parcialmente demolido y presenta riesgo de derrumbe, el proyecto contempla su derribo total y la extracción de los restos, con tal de terminar «con una situación de inseguridad e insalubridad».

Por último, el proyecto incluye la pintura de toda la fachada recayente a la calle d´Engai para mejorar la imagen urbana. Una parte de la planta baja del inmueble no ha podido ser inspeccionada porque se halla tabicada y no es accesible, pero no se ha considerado un requisito imprescindible para la redacción del proyecto.

645 m2 de estancias

El edificio, en cuya puerta figura esculpido el blasón del Barón del Sacro-Lirio, ocupa un solar de 311 m2 pero dispone de unas dimensiones de 645 m2 distribuidos en diferentes niveles, según un estudio reciente de Pablo Camarasa. El inmueble, a medio camino entre la casa burguesa y el palacio urbano, es un ejemplo de la arquitectura señorial del casco histórico de Xàtiva, organizada en torno a un patio central. Camarasa considera que la datación del edificio podría ser anterior al siglo XVIII por la configuración de la puerta, a tiempo que hace hincapié en sus grandes ventanas, similares a las de la casa natalicia de Alejandro VI, pero de mayores dimensiones.

Estellés subraya que la recuperación total del palacio requiere de un fuerte desembolso de dinero, por lo que se ha optado por secuenciar los trabajos en fases a largo plazo y actuar en los elementos más urgentes. El edil ve lógica la intervención en el bien municipal teniendo en cuenta que se el consistorio ha requerido a los propietarios particulares de otros palacios deshabitados de la calle Montcada o Corretgeria que los acondicionen abajo amenaza de apercibimientos económicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine