19 de diciembre de 2015
19.12.2015
Anécdotas

Un cierre de campaña con candidatos que se equivocan de municipio o van al bingo

Las anécdotas electorales incluyen coches que no se pueden abrir o mítines en localidades incorrectas

19.12.2015 | 04:15

Tener que aparcar la furgoneta electoral por la destreza al volante pese a ser el cabeza de lista, y aparecer por error en un bingo o en la plaza del pueblo de al lado de donde les esperaban para un mitin son algunas anécdotas protagonizadas por candidatos valencianos a las elecciones generales del día 20.

La coalición Compromís-Podemos ha alquilado para estos días una furgoneta de gran tamaño en la que han viajado por los pueblos el equipo de campaña y su cabeza de lista al Congreso por Valencia, Joan Baldoví, quien nunca conducía, pero al que le ha tocado aparcar cuando el espacio era reducido porque es «el que mejor sabe hacerlo».

Perplejo debió quedarse Baldoví cuando llegó a la plaza del País Valencià de Alcoi a dar un mitin y se la encontró vacía, ya que el acto era en el vecino pueblo de Cocentaina, aunque más sorpresa se llevaría la cabeza de lista del PSOE al Congreso por Valencia, Ana Botella, cuando por error apareció en un bingo.

Botella ha sido recibida en muchos actos con el lema «ena, ena, esta es la buena», ya que comparte nombre con la exalcaldesa de Madrid del PP, y no dudó en hacerse una foto con «el otro Pedro Sánchez», el jefe de gabinete del Ayuntamiento de Paterna, con quien coincidió en un acto.

Las medidas de seguridad hicieron pasar un apuro al presidente del PP de la provincia de Valencia, Vicente Betoret, quien durante un mitin de Mariano Rajoy en Orihuela tuvo que pedir que se desconectara un inhibidor para poder abrir su coche e irse a otro mitin, y cuando lo logró se le cayó el mando a una alcantarilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook