11 de abril de 2016
11.04.2016
Negociaciones de Gobierno

Rivera romperá el pacto con Sánchez si hay elecciones

Aboga por una negociación con el PP sobre la base del acuerdo de gobierno que C´s firmó con los socialistas

11.04.2016 | 12:31
Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha advertido este lunes al jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, de que el problema para formar gobierno "no son las sillas ni las vicepresidencias", sino sentarse a negociar los contenidos y las prioridades de un Gobierno constitucionalista.

"Me interesa más un pacto por la educación o despolitizar la Justicia que quiénes y de qué partidos van a ser los ministros de Educación y de Justicia", ha dicho en una entrevista en la Cope, recogida por Europa Press, preguntado por la posibilidad de que Rajoy le ofrezca al PSOE una vicepresidencia para conseguir una gran coalición, tal como apunta 'El Mundo'.

A su modo de ver, si hay que lograr la formación de Gobierno entre tres partidos primero hay que hablar de contenidos y luego de personas, y ha recordado además las duras palabras que se han intercambiado socialistas y 'populares', con Pedro Sánchez llamando "indecente" a Mariano Rajoy y el PP tachando de "Judas" al líder socialista.

Rivera ha insistido en pedir una negociación con el PP sobre la base del acuerdo de gobierno que Ciudadanos firmó con el PSOE, tal como propusieron ambos partidos en las cartas que enviaron a los demás grupos el pasado9 8 de marzo, alegando que, si bien el PP fue la fuerza más votada, Rajoy tomó la decisión "inédita" de no presentarse a la investidura.

Preguntado además por su insistencia en que el acuerdo se produzca sin Mariano Rajoy al frente del PP, ha respondido que el problema no es de nombres, sino que para abordar la regeneración hace falta que lo abandere alguien "con ganas, creyéndoselo" y en los años de Rajoy "la corrupción no ha sido combatida".

A su juicio, el presidente en funciones "ha sido chantajeado por sus compañeros" y no ha podido "liberarse de ese chantaje". Por eso, considera que Rajoy podría seguir "si cambia radicalmente lo que ha hecho estos años", pero ve difícil que "haga frente al chantaje de Barberá, de Bárcenas y de los papeles de Bárcenas", ha añadido en alusión a la exalcaldesa de Valencia y al extesorero del PP.

Por otro lado, el líder de Ciudadanos ha evitado valorar el hecho de que el PSOE haya dicho a Podemos que habrían podido coincidir en un 70 por ciento de sus propuestas, porque desde la reunión del jueves -la primera y única entre Podemos, Ciudadanos y el PSOE- tiene claro que es una negociación "en vía muerta" porque Podemos está en precampaña y en resolver su crisis interna.

El problema con Podemos, el modelo de sociedad

"La dialéctica entre el PSOE y Podemos no me merece ninguna valoración, sobre todo sabiendo que no va a ningún sitio", ha resumido. Y ha añadido que el problema no es cuántas medidas se puedan compartir, sino "el modelo de sociedad". Entre otras cosas, ha señalado que todo el mundo quiere aumentar el gasto social, sino cómo afrontar esos gastos.

Rivera ha insistido en acusa al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de acudir a la reunión del jueves con intención de "dinamitar" el acuerdo. A su modo de ver, después de semanas rechazando una reunión con Ciudadanos, Podemos decidió acudir a una para "reventar" el acuerdo debido a su crisis interna.

De hecho, cree que Iglesias acudió a la cita para "solucionar su crisis interna" y la prueba es el referéndum entre sus bases que convocó al día siguiente, "un referéndum para el desacuerdo como hizo Syriza en Grecia".

El líder de Ciudadanos acusó a Iglesias de querer reventar el acuerdo el mismo jueves por la noche, después de la reunión, y cree que eso se confirmó al día siguiente, convocando una rueda de prensa que fue "un número con todos sus dirigentes" para convocar "un plebiscito sobre Pablo Iglesias".

Acuerdo con el PSOE

Rivera ha confirmado que, si se convocan nuevas elecciones, el acuerdo que ha firmado con el PSOE decaerá, porque es un acuerdo para la formación de gobierno y siguen siendo dos partidos distintos.

Respecto a la reunión que Sánchez tuvo con el vicepresidente catalán y líder de ERC, Oriol Junqueras, ha replicado que en el acuerdo no firmaron informarse mutuamente de todas sus reuniones. Además, ha destacado que ERC ha informado de que su posición en esa reunión fue que con el acuerdo con Ciudadanos no había nada que hacer.

Así, ha atribuido a Ciudadanos el mérito de que en España no vaya a haber un gobierno "populista y separatista", porque en el acuerdo con el PSOE dice claramente que no habrá ningún referéndum separatista y esa posibilidad ha salido de la agenda política, pese a que incluso el PSC la defendía hasta hace poco. "Ni a Podemos ni a los separatistas les gusta que Ciudadanos haya exigido eso", ha subrayado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine