14 de diciembre de 2015
14.12.2015
Economía

Picassent da luz verde a un presupuesto de 14,4 millones

Las cuentas prevén una rebaja en el tipo impositivo del IBI mientras impulsan las ayudas sociales y el fomento del empleo

14.12.2015 | 16:37
El pleno de Picassent en el que se aprobó el presupuesto para 2016.

Picassent ha aprobado su presupuesto municipal para 2016 gracias a los votos favorables de PSPV-PSOE y Ciudadanos, puesto que PP, Compromís y Canviem entre tots no han apoyado la planificación económica municipal para el año próximo. Se trata de un presupuesto equilibrado entre ingresos y gastos cifrado en 14.452.788 euros, que presenta un carácter «continuista» y que está "en la línea de gestión iniciada cuando estalló la crisis económica", según el equipo de gobierno socialista. El presupuesto, añaden estas fuentes, mantiene una "apuesta clara por el empleo y las ayudas sociales, a la vez que conserva la prestación de servicios y actividades para la ciudadanía sin que ésta sufra un incremento de impuestos, tasas o precios públicos".

"Nos encontramos ante un presupuesto continuista porque nuestra prioridad sigue siendo el empleo y las ayudas sociales a los más desfavorecidos, sin olvidarnos de todos los colectivos sociales, culturales, deportivos, etc.. que hacen de Picassent un pueblo dinámico y solidario", afirma la alcaldesa, Conxa García. Y es que las subvenciones a todos los colectivos y asociaciones del municipio se mantienen, sobre todo debido a que "son un potente factor de dinamización por su implicación al máximo en los actos festivos, sociales y culturales que se organizan a lo largo del año", agregan las fuentes.

Bajada de impuestos y bonificaciones
Aunque las partidas presupuestarias no denotan cambios significativos, cabe destacar como novedad  para 2016 la disminución en el recibo del IBI a causa de la rebaja del tipo impositivo, que ha pasado del 0,88 al 0,78. Por otro lado, las familias numerosas tendrán bonificaciones que se extenderán también a las actividades deportivas y culturales, además de una rebaja adicional en el IBI. En lo que respecta a tasas y precios públicos, ninguno de ellos sufre modificaciones.

Las Ayudas de Emergencia continúan siendo una prioridad para Picassent y, de hecho, se han destinado un total de 170.000 euros a esta partida con la intención de "atender a aquellas familias que en momentos determinados, por graves causas económicas, no pueden pagar recibos como la luz, el agua, el alquiler y la alimentación básica". Al Economato de Cáritas se le otorga este año una subvención de 33.000 euros. Por otro lado, siguen en marcha los programas "Menjar a Casa" y el Servicio de Ayuda a Domicilio; entre ambos suman más de 75.000 euros.

"En 2009, ante la crisis económica, fuimos pioneros, en poner en marcha planes de empleo con el fin de paliar la grave situación de las familias que peor lo estaban pasando. En la actualidad, podemos considerar en más de 8 millones de euros los invertidos en planes de empleo a lo largo de estos últimos años", afirma la concejala de Empleo, Lola Albert.

Para el Plan de Empleo de Trabajadores Temporales, el Plan Coyuntural de Empleo y  programas para la mejora del empleo en 2016 se han destinado un total de 1.360.315 euros. Este año, como novedad, se quiere incidir en mejorar las condiciones de las personas desempleadas de larga duración y mayores de 45 años. Además, la Oficina de Promoción Económica está en vías de reestructuración, lo que dará pie a poner en marcha nuevos programas y actuaciones.

A pesar de que el techo de gasto establecido por el Gobierno central, que no permite realizar grandes inversiones, el Ayuntamiento de Picassent tiene previsto llevar a cabo diversas mejoras en el municipio a lo largo de 2016. Una de estas actuaciones será la renovación del mobiliario de los parques infantiles, la implantación de wifi gratuito, seguir mejorando la eficiencia energética, acondicionar los caminos rurales y, la más importante, la obra del colector de pluviales de la avenida del Norte.

A causa del superàvit con el que se liquidó el presupuesto de 2014, Picassent ha podido realizar una amortización anticipada de 1,3 millones de euros de deuda a largo plazo, por lo que la deuda viva, según el presupuesto de 2016, se situará en un 26 %, cantidad que equivale a un endeudamiento por habitante de187 euros, una cifra de las más bajas tanto a nivel metropolitano como de toda la Comunitat Valenciana, tal como destacan fuentes municipales.

Debate en la corporación
El continuismo a la hora de confeccionar el presupuesto, según el concejal de Hacienda y portavoz del grupo municipal socialista, Francisco Quiles, está más que justificado porque"cuando los recursos están bien gestionados y la ciudadanía está contenta, lo cual quedó patente en las últimas elecciones locales, hay que continuar en la misma línea".

Más bien al contrario se expresa el portavoz de Compromís, Artur Hernández, quien ve en este continuismo que al equipo de gobierno "le cuesta trabajar para mejorar y hacer nuevas políticas", refiriéndose sobre todo a la creación de nuevas concejalías donde este grupo municipal considera que faltan propuestas y una adecuada dotación económica. Por eso, argumentó el regidor, Compromís votó en contra del presupuesto municipal para 2016.

Por su parte, el Partido Popular, con Inma Guaita como portavoz, ha dejado claro que un año más votan en contra del presupuesto porque su grupo «está de acuerdo en que se debe favorecer a las personas más necesitadas, de hacer cursos y dar oportunidades a gente que no la tiene, pero pensamos que las cosas no se hacen así y que nosotros lo hubiéramos hecho de otra manera".

También Ciudadanos, partido nuevo en esta legislatura en la corporación, se ha mostrado en desacuerdo con el presupuesto presentado por el equipo de gobierno local. Su portavoz, Juan Manuel Bernal, reclama más dinero para inversiones, tanto para potenciar el sector industrial y comercial, como para realizar mejoras en el municipio. Pero, a pesar de esa opinión, el grupo decidió "dar un voto de confianza al actual equipo de gobierno", según dijo el edil en el pleno.

Por otro lado, Juan Francisco Albert, portavoz de Canviem entre tots, justificó su voto en contra por la consignación de la partida de retribuciones a los concejales con dedicación exclusiva. "Estas retribuciones suponen tres veces el salario mínimo interprofesional y  no estamos de acuerdo porque nos parecen demasiado altas", sentenció en el debate.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine