15 de marzo de 2016
15.03.2016

Benitatxell involucra a la comarca en la Denominación de Origen del moscatel

El alcalde dice que es el momento de que otros pueblos «se suban al carro» - El vino de la Marina aspira a una DO de Calidad que sólo tienen La Rioja y el Priorat

15.03.2016 | 04:15
Benitatxell involucra a la comarca en la Denominación de Origen del moscatel

El Ayuntamiento del Poble Nou de Benitatxell y la Associació de Viticultors de la Marina Alta van a por todas. Han iniciado los trámites para conseguir la Denominación de Origen (DO) de Calidad para el moscatel de la Marina. Sería la tercera DO Calificada de España tras la de La Rioja y el Priorat. De momento, los agricultores implicados suman unas 40 hectáreas. Pero el proyecto aspira a crecer. El técnico de agricultura José Manuel Bisetto recordó ayer que la geografía del moscatel abarca «desde el Penyal d´Ifac (Calp) al río Molinell (Pego)». En 1975, en la Marina Alta todavía se dedicaban a este cultivo nada menos que 3.527 hectáreas.

Mientras, el alcalde del Poble Nou de Benitatxell, Josep Femenia, animó a «subirse al carro» a los ayuntamientos de la Marina Alta. Este municipio, junto a los viticultores, ha aprovechado su experiencia en otro proyecto de éxito, el del Biomoscatell, para promover ahora la DO de Calidad del moscatel. «Nuestro combustible es la ilusión. Tenemos la obligación moral e histórica de llevar adelante esta iniciativa», proclamó el munícipe.

«La historia está con nosotros. En el Montgó, se halla el yacimiento relacionado con el vino más antiguo de la Península», dijo Femenia en referencia a l´Alt de Benimaquia, donde hay evidencias de que ya se producía vino en el siglo VI antes de Cristo.

El concejal de Promoción Económica, Manolo Segarra, incidió ayer en que la DO puede dar alas a un sector que declina. «¿Por qué la agricultura no puede representar un 10 o un 15 % de la economía de la comarca?», lanzó Segarra, que advirtió de que si los campos vuelven a trabajarse se protegerá el paisaje tradicional de bancales, clave en el turismo.

«Podemos posicionar nuestros vinos en lo más alto», afirmó Bisetto. «Tendrían un reconocimiento y, según nuestros estudios de mercado, podríamos vender las botellas a 10 o 15 euros».

La cultura histórica del vino
La tradición de vino es milenaria en la Marina Alta. Los caldos elaborados con el moscatel de Alejandría (una variedad que aprovecha los vientos húmedos salinos) triunfaban en el siglo XIX. En la memoria presentada en la Conselleria de Agricultura para tramitar la DO de Calidad, se indica que a la Exposición Vitícola Nacional que se celebró en Madrid en 1877 acudieron cuatro elaboradores de vino de la comarca y volvieron a casa con 12 menciones por la calidad de sus caldos.

En esos años, además, la exportación de la pasa movía la economía de la Marina Alta. Las compañías inglesas cargaban sus barcos hasta los topes para llevarse las uvas desecadas a Gran Bretaña y Estados Unidos. El moscatel, por tanto, forma parte de la historia y de la cultura de la comarca.

Otra baza para obtener la DO es que nuevos vinos como el Moraig son ecológicos. Los viticultores y el Poble Nou de Benitatxell tienen mucho ganado. Su proyecto incide en la sostenibilidad y la protección del paisaje y el territorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine