08 de julio de 2016
08.07.2016

Moraira pierde la subasta de pescado en la que los vecinos podían pujar y comprar

Una nueva ley impide continuar con una tradición que la lonja mantenía, aunque la venta directa iba a menos

08.07.2016 | 04:15
Moraira pierde la subasta de pescado en la que los vecinos podían pujar y comprar

Las subastas de pescado son «coto privado» de los mayoristas. Sin embargo, en las lonjas de Moraira y El Campello había perdurado la subasta abierta, en la que podían participar directamente los consumidores. Esta tradición, mantenida durante 50 años, llega hasta aquí. Una nueva regulación de la primera venta de los productos pesqueros impide la comercialización directa.

La cofradía de pescadores de Moraira se ve abocada a cancelar la subasta abierta al público, que se celebraba a las 10 de la mañana. La mantendrá, si es posible, durante todo el verano, ya que atrae a turistas que quieren vivir la experiencia de la puja y llevarse a casa pescado fresquísimo, recién descargado en el puerto por las cinco barcas de Moraira.

El patrón mayor de esta cofradía, Diego Noguera, explicó ayer que esta subasta ya no tenía el tirón de antaño. A los turistas les gusta asistir, pero la venta abierta y sin intermediarios ha declinado. «Con la nueva ley y lo que ha bajado la venta directa no tiene sentido continuar con esta subasta», explicó Noguera, que subrayó que se mantendrá la subasta que hacen todas las cofradías, que es la dirigida a los mayoristas.
En la provincia de Alicante, sólo Moraira y El Campello habían mantenido las subastas abiertas al consumidor. La nueva normativa las prohíbe por motivos sanitarios y de trazabilidad de las capturas. Los marineros, al caer las pujas de los particulares, tampoco ganaban ya dinero. Aunque ahora que se sabe que estas subastas tienen los días contados, seguro que las últimas se animan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine