02 de diciembre de 2016
02.12.2016

Archivan la querella por prevaricación contra la edil Ana Sala y el exalcalde de Calp

La juez rechaza que el ayuntamiento «infravalorara» el terreno del recinto ferial y que cometiera una ilegalidad al desistir de expropiarlo

02.12.2016 | 01:58

El recinto ferial de Calp le ha salido al ayuntamiento por un ojo de la cara. Desde que en 2008, el tribunal ordenó desmantelar la carpa de ferias, ya que el consistorio la había montado ilegalmente en un terreno privado (y abonó una indemnización de 700.000 euros), la madeja judicial no ha hecho más que enredarse. Ahora, al menos en lo que son las responsabilidades penales más recientes, la cosa se desenmaraña. El exalcalde Ximo Tur, del Bloc, y la actual concejala de Urbanismo, Ana Sala, del PP, quedan libres de polvo y paja. Exonerados.

La juez de Dénia ha archivado ahora la querella que los propietarios del terreno, la familia Palomar, presentó contra el exalcalde de Calp, Joaquim Tur, del Bloc, la edil de Urbanismo, Ana Sala, la secretaria municipal, el arquitecto y el interventor.

La magistrada rechaza que el ayuntamiento tirase «groseramente» por lo bajo cuando valoró esta finca, de 15.000 metros cuadrados y situada en la partida Ràfol, en 53.571 euros. Entonces era alcalde Joaquim Tur. La tasación realizada por la familia distaba un mundo. Subía a 2,5 millones. Ahora la juez considera que no hubo prevaricación en lo que los propietarios consideraron una «infravaloración arbitaria» de su terreno. Precisa que, al final, el Jurado Provincial de Espropiaciones se arrimó más al ayuntamiento. Tasó el suelo en 95.552 euros. «La valoración municipal no estaba tan alejada del justoprecio determinado por el jurado, como sí lo está la valoración que realizaron los querellantes», señala la juez en el auto.

Los propietarios también consideraron que se cometía una ilegalidad al declarar el pleno caducada la expropiación forzosa. Ese acuerdo ya se tomó con César Sánchez, del PP, de alcalde y Ana Sala, al frente de la delegación de Urbanismo. El gobierno local cambió la forma de adquisición del solar al modificar su PGOU e incluir el suelo en un área de reparto. El juzgado de Alicante declaró nula la declaración de caducidad. Y recriminó al ayuntamiento que pretendiera paralizar el procedimiento expropiatorio.

La magistrada de Dénia indica que ese fallo no significa, sin embargo, que aquel acuerdo de pleno fuera necesariamente arbitrario ni constitutivo de un delito de prevaricación. Sostiene que no ha quedado acreditado que la paralización fuera deliberada y especula con que pudo deberse a las elecciones y «la carga de trabajo».

La cuestión del área de reparto, finalmente, no quedó en nada. Por tanto, la juez descarta también la prevaricación urbanística. Incide en que, tras anular esa vía el juzgado de Alicante, se reinició la expropiación con el justiprecio citado de 95.552 euros.
La magistrada tampoco ve indicios de que los funcionarios cometieran una falsedad documental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Marina

Los jóvenes talentos del piano despuntan en Xàbia

Los jóvenes talentos del piano despuntan en Xàbia

El concurso internacional de piano de Xàbia se ha convertido ya (y sólo lleva cinco ediciones) en...

El Cor de la Rectoria cierra el «Any Cortis»

El Any Cortis, que ha conmemorado el 125 aniversario del gran tenor Antonio Montón Corts,...

Pedreguer tendrá una estación meteorológica

La concejalía de Medio Ambiente de Pedreguer ha suscrito un convenio con Inforatge, que...

La policía de Dénia crea la figura del agente tutor

El Ayuntamiento de Dénia también se suma al programa del agente tutor, impulsado por...

El arroz bomba, maravilla gastronómica de Pego

El arroz bomba, maravilla gastronómica de Pego

Las jornadas dedicadas a la variedad que se cultiva en el Marjal sorprenden por el gran abanico de...

Enlaces recomendados: Premios Cine