19 de mayo de 2017
19.05.2017

Dénia da 5 días a un grupo de indigentes para que desaloje una finca peligrosa y llena de basura

La policía local acude a la estructura abandonada y da un ultimátum a los sintecho para que se marchen

19.05.2017 | 00:31
Dénia da 5 días a un grupo de indigentes para que desaloje una finca peligrosa y llena de basura

El desalojo es inminente. En la mañana de ayer, varias patrullas de la Policía Local de Dénia acudieron a la finca que quedó sin acabar en la calle La Vía (se hicieron los sótanos y algo de la estructura) y avisaron a los indigentes que la han convertido en su precario hogar de que deben hacer las maletas y marcharse como máximo en cinco días. Este diario habló a mediodía de ayer con los sintecho. «No tenemos a donde ir», indicó uno de los huéspedes de esta céntrica estructura que se ha convertido en refugio de indigentes.

En la actualidad, viven allí de forma permanente unas cinco personas. Han montando una suerte de campamento. Han colocado telas de plástico para tener un poco de intimidad y que los transeúntes no los vean desde la calle. Y con colchones se han hecho camastros. «Ahora mismo aquí tengo una cama. Si me echan, me quedo sin nada. Me tocaría dormir en un banco», dijo el mismo sintecho antes citado.
Los indigentes, que en su mayoría han llegado a Dénia desde países del este de Europa, se sorprendieron ayer del despliegue policial. Aseguraron que acudieron varias patrullas.

Explicaron también que la vida en esta finca se ha «normalizado» (si se puede entender como normal no tener una vivienda mínimamente digna) en los últimos meses. Hay personas que pasan alguna noche y se marchan. Un grupo de unos cinco se ha establecido; ya llevan meses habitando en esa especie de campamento. Antes, explicaron, sí había muchas más personas en esta finca. Dormían en los sótanos, que ahora están repletos de basura.

Además, este esqueleto urbanístico es muy peligroso. Hay huecos de escaleras y ascensores que, sobre todo por las noches, pueden convertirse en una trampa. También hay hierros de punta de los forjados.

A finales de 2014, de hecho, murió aquí un sintecho (era natural de Dénia) al caerse por uno de esos huecos. La policía cerró la precaria valla que rodea la finca, pero a la semana ya estaba de nuevo abierta y ocupada por personas que no tienen vivienda y que al menos aquí evitan dormir al raso.

Que ayer la policía avisara a los indigentes de que deben desalojar esta finca a medio hacer y en ruinas anticipa que es cuestión también de días que se empiece a colocar el nuevo vallado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Marina

Los expertos alertan en Dénia de la mortandad de rorcuales al chocar con barcos

Los expertos alertan en Dénia de la mortandad de rorcuales al chocar con barcos

El vigilante de la reserva marina afirma que en lo que va de año se han avistado más ballenas que...

Más de cien niños aprenderán a navegar este verano en Xàbia

La liga interescolar que organiza el club náutico potencia el mensaje de respeto a los ecosistemas...

La banda sonora de la gamba roja también viaja a Francia

El filme documental, seleccionado en el festival de Bradford para exhibirse también en...

Calp no quiere que trasladen a su cura «Don Paco»

Calp no quiere que trasladen a su cura «Don Paco»

Los vecinos destacan que Bernabé ha dado «vida» a la Semana Santa y ha abierto la iglesia a todos

Las plataformas acuáticas de Benidorm llegan con retraso

Las plataformas acuáticas de Benidorm llegan con retraso

Las dos plataformas que se instalan en los arenales de la ciudad deberían estar operativas desde...

Enlaces recomendados: Premios Cine