14 de julio de 2016
14.07.2016
Juegos Olímpicos

Olimpiadas: Gómez Noya se pierde los JJOO de Río tras fracturarse un brazo

El actual campeón del mundo de Triatlón sufrió una caída "tonta" que le hará perderse lo que resta de temporada

14.07.2016 | 19:28

El triatleta Javier Gómez Noya, quíntuple campeón mundial y medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ha sido operado hoy satisfactoriamente, en Lugo, de la fractura de la cabeza del radio del brazo izquierdo, lesión que, en principio, le obligará a perderse lo que resta de temporada, por lo que no podrá estar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

"La articulación ha quedado bien, se la han sujetado con dos tornillos. Todo ha ido bien, ahora hay que esperar a que Javi se recupere y se cumplan los plazos previstos de recuperación porque es una lesión complicada y hay que ir despacio", explicó José Antonio Bodoque, fisioterapeuta del deportista en el hospital Policlínico Lucense (Polusa).

Bodoque, acompañado por el entrenador del triatleta, Carlos David Prieto, confirmó que Gómez Noya estará "varios meses" de baja, por lo que "lo mejor" es que ya piense "en la próxima temporada".

"Lo mejor es olvidarse de esta temporada, pensar en la que viene. El objetivo de los Juegos de Río no se puede cumplir pero la vida sigue, no se termina en unos Juegos Olímpicos", indicó.

Por último, reconoció que el campeón mundial está psicológicamente "jodido", pero recordó que otros deportistas ya pasaron antes por esta situación: "El deporte es así. El otro día le pasó a Contador y hoy hemos visto como Froome ha tenido otro accidente y se ha tenido que bajar de la bicicleta y echarse a correr. En el deporte hasta que no llegas a la línea de meta pueden pasar muchas cosas y por desgracia ahora nos ha tocado a nosotros".

Una caída "tonta"

El cinco veces campeón del mundo sufrió una fractura de la cabeza del radio con desplazamiento en su brazo izquierdo debido a una caída "de esas que llamamos tonta, a no más de 15 km/h", según explicó el mismo triatleta. La caída se produjo el miércoles mientras entrenaba en Lugo.

Al levantarse, notó un dolor en el brazo izquierdo que motivó que fuese al hospital y las radiografías confirmaron la gravedad de la lesión.

 

Siento tener que anunciaros que ayer, justo cuando estaba llegando a casa después de un entrenamiento en bici, tuve una caída de esas que llamamos tonta, a no más de 15 km/h con la mala fortuna de hacerme daño en el codo. Acudí al hospital y las pruebas de imagen confirmaron una fractura de la cabeza del radio con desplazamiento. Hoy mismo seré operado. Este diagnóstico me obliga a renunciar al gran objetivo para el que llevaba toda la temporada trabajando duro, los JJOO de Rio. Siendo realista, no hay tiempo material para recuperarme totalmente y poder afrontar la competición en buenas condiciones por lo que lo más sensato es ceder mi plaza a alguien que lo pueda hacer mejor. Como imaginaréis, este es un momento muy duro para mí pero no voy a hacer un drama de esto, como siempre lucharé por recuperarme lo antes posible. Lo siento mucho por todos los que me apoyáis y animáis día a día pero, igual que muchas veces e saboreado la cara más dulce del deporte, ahora me toca lidiar con la más amarga. Gracias a todos de corazón. / I'm really sorry to let you all know that yesterday, when I was just about to finish my bike training, I had one of those silly crashes, no faster than 15km/h. Immediately I felt pain in my elbow so we went to the hospital. Scans have confirmed a displaced fracture in the radial head of my left arm. Going into surgery today to fix it. Unfortunately this has forced me to pull out of competing in Rio. I need to be realistic, there is no time to prepare and to be fit on the start line of the games. The most sensible thing is to open my spot and allow someone else the chance to race. As you can imagine, this is a really tough time, it's a goal I have been working for over many years. I will keep fighting, I still have many goals in this sport, I'm not done yet. I feel sad and disappointed to give you this news, thanks for the ongoing support.

Una foto publicada por Javier Gómez Noya (@jgomeznoya) el


"Es difícil de entender como repentinamente se van todo el esfuerzo e ilusión que he puesto en los Juegos Olímpicos. Puede que sea el momento más duro de mi vida deportiva. Pero no me queda más remedio que asumirlo y pensar en tener una buena y rápida rehabilitación", lamentó el pentacampeón mundial de triatlón.

El gallego, ganador de la plata olímpica en Londres 2012 y cuarto clasificado en Pekín 2008, era una clara opción de medalla para el deporte español en Río de Janeiro, donde aspiraba a colgarse la medalla de oro.

El mes pasado, Gómez Noya fue galardonado con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2016 y el propio triatleta, muy agradecido por el galardón, explicaba que su preparación para los Juegos iba "estupendamente".

"Siempre es arriesgado jugarse toda la temporada a una solo competición durante un único día, donde puede pasar cualquier cosa, pero cuanto mejor preparado llegues más posibilidades tienes y por mi parte voy a poner todo el trabajo", prometió entonces, unas palabras que han resultado tristemente premonitorias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas