18 de julio de 2016
18.07.2016

Cambios de modelo

18.07.2016 | 04:15

Hay modelos de ropa, de coches, matemáticos y científicos; de educación, sanidad y sociedad; y su complejidad depende de los factores cuantitativos y cualitativos que incidan en su forma, composición, contenidos o funcionamiento. Los cambios de modelo suelen ir asociados a innovaciones tecnológicas o sociales (de mero marketing o no) más o menos importantes y rápidas en el producto o los procesos asociados a su diseño, fabricación y comercialización en el caso de las mercancías; o de gestión en el caso de los servicios, sean públicos o privados. Los cambios en el modelo de sociedad, relacionados con otros de gran complejidad como el económico o el energético, suelen ser lentos y difíciles por la inevitable tensión entre las inercias del statu quo y las fuerzas del cambio.

En este contexto, hay muchos temas de interés general en relación con los cambios en el modelo energético que impone el cambio climático a nivel planetario (que ya no discute ni el primo de Rajoy); y con las medidas que los gobiernos han de implementar entre 2016-2020 cuando entrarán en vigor los Acuerdos de la Cumbre del Clima de Paris, CO21. Uno de los acuerdos fundamentales es mantener en 1,5 ºC el incremento de la temperatura media global, pero este magnífico objetivo tiene una grave debilidad: no cuenta con un horizonte preciso en el tiempo y deja a los países la potestad de definir e implementar las medidas que estimen necesarias y oportunas. Ciertamente es un milagro, pero es un milagro con truco; un truco que puede acabar con el santo y con la parroquia.

Este y otros temas fueron tratados en sendas mesas redondas de examen al cambio climático, llevadas a cabo el 9 de julio en el Centre Excursionista de València, en el marco de la Asamblea Federal de la Red Equo Joven y con un panel integrado por políticos y técnicos de ámbito local e internacional.

El examen se hizo con mirada crítica y propositiva. Por ejemplo: si el modelo económico vigente en España y otros países desarrollados o en desarrollo en Occidente y Oriente, basado en el modelo extractivo y depredador de las energías fósiles (petróleo, carbón y gas), puede generar un incremento de 3 ºC en la temperatura media global en 2100 (el infierno final); y este modelo tiene en la producción, venta y exportación o matriculación de coches un indicador clave de crecimiento, empleo y bienestar social, a la vez que de contaminación ambiental, congestión urbana y alto consumo energético a pesar de las nuevas tecnologías (la energía consumida en la producción de un coche eléctrico puede equivaler a ocho años de utilización del mismo), el reinicio del cambio gradual pero efectivo del modelo energético ha de plantearse con alternativas reales y sostenibles a la fabricación y uso del coche privado. Con activa participación de autoridades, empresas, científicos y ciudadanos „ánimo jóvenes de Equo„ y teniendo en cuenta las 17 medidas estratégicas propuestas en octubre de 2015 por las principales organizaciones ambientales de España: Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/Birdlife y WWF. Si varias de esas medidas fueron recogidas en las 200 acordadas entre el PSOE y Ciudadanos en febrero de 2016 y en los 50 pasos definidos por Unidos Podemos en mayo, ¿qué medidas/pasos formarían parte del programa de un eventual gobierno del cambio y cuáles serían condición de una eventual abstención para que gobierne el partido del statu quo y evitar unas terceras elecciones?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine