10 de octubre de 2015
10.10.2015

roís de corella

10.10.2015 | 01:07

Se acuerdan ustedes del Plan Zapatero de los años 2010-2011? De ese Plan que costó a los españoles más de ocho mil millones de euros, que fue una de las gotas que colmaron el vaso para la crisis económica de nuestra Nación? Si alguien tiene curiosidad por el tema puede ver el informe del Tribunal de Cuentas respecto de dicho plan y verán como no sirvió para nada.

Y eso es lo que ha ocurrido en nuestra ciudad con el gimnasio, piscina y restaurante que, utilizando dicho plan, el Gobierno del PSOE realizó en Roís de Corella, creando unas expectativas a los residentes en dicho distrito que ahora, como era de prever, se han truncado.

Pero no crean ustedes que bastó con el dinero del Plan Zapatero. Además de ese dinero, y como venían las elecciones, había que terminarlo corriendo, como fuera. Y dado que no había suficiente dinero para hacer un gimnasio de primera y hacer competencia desleal a todos los que ya existían por la zona, como ya denunciamos en su día, se solicitaron préstamos por un importe aproximado de seis millones de euros que, todavía, seguimos pagando los gandienses.

Si como dice ahora el PSOE dicho complejo es ruinoso, ¿por qué no lo pensaron antes de hacerlo y de gastarse ese dineral?

Cuando el Gobierno del PP al final de la legislatura pasada quiso sacarlo a concesión, la misma fue paralizada por el PSOE, ya que querían que se sacara después de las elecciones, incluso acudieron al Tribunal Especial de Contratación, tanto el PSOE como una empresa que quería ser la concesionaria, teniendo que retirar dicho recurso cuando se dieron cuenta de que estaban haciendo el ridículo más absoluto.

Cuando empezó el nuevo Gobierno PSOE y MÉS GANDIA, siguieron adelante con esa concesión, y como, parece ser, no le gustaban las condiciones a las posibles concesionarias, suspendió, nuevamente el procedimiento para modificar el Pliego de Condiciones y establecer que el nuevo concesionario no tenía que hacerse cargo del personal que ahora estaba prestando el servicio.

Pero ni aun así. Nadie quiere hacerse cargo de unas instalaciones que son ruinosas, pero no es que se hayan convertido en ruinosas, es que nacieron ruinosas, pero como había que intentar ganar las elecciones y les costaba muy poco pedir préstamos para que los pagaran los demás, ahí están unas instalaciones preciosas que se van a cerrar, sin que se pueda prestar un servicio a la ciudadanía.

Por el bien de los trabajadores que ahora se van al paro por su cierre, espero que no se atrevan a tenerlo cerrado hasta el verano, en el que alguna empresa, como en verano sí que es rentable por la piscina, se atreva a llevarlo, burlándose así de los trabajadores actuales.

Qué mal hicieron todas las cosas y cuánta ruina nos dejaron a los gandienses, y el problema es que han vuelto a gobernar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine