13 de mayo de 2018
13.05.2018

«El rival que más me preocupa somos nosotros mismos»

«Lo único que quiero es que el equipo esté con la soltura y confianza que nos ha permitido llegar hasta aquí»

13.05.2018 | 03:17
«El rival que más me preocupa somos nosotros mismos»

El técnico lo ha vuelto a lograr. Dirigiendo a sus jugadores, ha situado al primer equipo de baloncesto de la ciudad en la liguilla de ascenso a la LEB Plata, por segunda vez de forma consecutiva. En esta entrevista, a una semana de los tres partidos decisivos en el pabellón, Rubio habla de las aspiraciones, de la afición, de los jugadores y de lo ocurrido en la competición liguera.

El equipo acaba de firmar una temporada fabulosa ¿Cuál ha sido la clave?, ¿ hace unos meses hubiera pensado que otra fase de ascenso era posible?

La verdad, era difícil imaginar que podíamos conseguir otra fase de ascenso aquí. Solo hay que remitirse a la historia de la competición. Que una misma ciudad albergue dos fases creo que no ha ocurrido, y mucho menos con la diferencia de un año. Era muy difícil, pero era un objetivo muy ambicioso, y eso es lo que más me enorgullece, cuando se consiguen cosas que no están al alcance de todos.

Respecto la clave, probablemente te diría que ha sido reinventarnos continuamente y superar todas las cosas que nos han ido pasando. El equipo que diseñamos en verano estaba pensado de una manera, nos encontramos por en medio lesiones clave, como la de Jose Simeón, al que no llegamos a recuperar. También fue difícil de gestionar estar toda la primera vuelta, los once partidos de competición, sin Carlos Gil. Pero bueno, nos supimos reinventar, trastocar los roles de los jugadores y, al final, el resultado nos ha traído aquí. Es importante destacar el papel de los jugadores jóvenes que por la situación tuvieron que madurar a marchas forzadas y son perfectamente válidos para ayudar al equipo.

El Hispagan es prácticamente invencible en casa, imagino que conseguir meterse en playoff, y encima ser organizadores, era el objetivo.

Evidentemente, para nosotros es un factor vital. No hemos perdido en competición como locales y eso es evidente que viene dado por el apoyo de nuestro público. Nuestra afición nos hace mejores, juntos somos mejores y nosotros lo notamos. Nuestros jugadores extranjeros se crecen y se sienten muy queridos y valorados aquí y nuestros jugadores jóvenes se sienten muy confiados y muy protegidos con su gente, porque los miman, los cuidan, y a la gente le hace ilusión ver a chavales que empezaron en la cantera del club y han llegado al primer equipo. Desde luego, tengamos las opciones que tengamos para ascender, con su ayuda se multiplica.

¿Cómo ves al equipo de cara este nuevo reto?

Jugar cualquier final four es un logro por sí. Lo único que quiero es que el equipo llegue con soltura y confianza en lo que hemos hecho y lo que nos ha traído hasta aquí, esa es mi única obsesión. Que no aumenten su presión ni su tensión interna por querer hacer algo especial. Se trata de seguir haciendo lo que hacemos bien y lo que no hacemos tan bien tratar de mejorarlo. Que se sientan seguros, que lo disfruten. Si el equipo llega con esa mentalidad, con las capacidades y talento que tienen, y el apoyo de nuestra afición, va a ser suficiente para competir de tú a tú a todos.

Víctor, se enfrenta de nuevo en una fase de ascenso a LEB Plata. ¿Qué diferencias ve con la anterior? ¿En este caso la experiencia es un grado?

Comparar dos fases de ascenso de un año a otro siempre es complicado. No somos el mismo equipo. Si no recuerdo mal solo tres jugadores -Gil, Miller y White- están de aquella temporada y, por tanto, tampoco es suficiente bagaje. Nos va a dar la tranquilidad de tener tres jugadores con experiencia, pero el resto no saben lo que es. Lo que sí creo que puede ser una ventaja es la experiencia del cuerpo técnico y directivo. Son equipos diferentes, la temporada, el contexto es diferente, pero es verdad que hay ciertos paralelismos en los que, como club y cuerpo técnico, tenemos que poner ese plus de tranquilidad a la hora de gestionar esta final four.

Tres equipos sólidos, fuertes. El CB Marbella, CB Villarrobledo y Vive-El Masnou. ¿Cuál crees que es el rival a batir?

Todos los rivales son muy complicados. Quiero insistir que esta temporada se inició con 108 equipos en liga EBA, repartidos en 5 grupos, buscando un puesto en los playoffs, y solo 16 lo han logrado. No va a ser fácil ninguno de los tres partidos. No se decir quién es el rival a batir. El rival que más me preocupa somos nosotros mismos. Vamos a intentar dar nuestra mejor versión y, si lo conseguimos, podremos competir e intentar ganar a cualquiera de los tres equipos. Una final four son tres días compitiendo, hay que gestionar muchas cosas, cuando se gana, si no ganas, si hay alguna lesión, algún problema? anticiparnos es muy difícil.

El equipo llega casi al completo, pero a la afición le preocupa Carlos Gil. ¿Estará recuperado para esta fase de ascenso?

Carlos va a estar en la fase. La cuestión no es el estar, sino cómo va a estar. Esperamos que no haya ningún sustito de última hora. Para nosotros Carlos es un jugador imprescindible en ambos lados de la pista, tanto en defensa como en ataque. Es un jugador diferente que nos aporta un montón de intangibles como grupo, y por tanto, para nosotros es absolutamente vital. Queremos recuperarle, él quiere estar al cien por cien y ese es nuestro siguiente objetivo, no solo que llegue, sino que llegue lo más cerca posible de su mejor versión. Con Carlos somos un equipo mucho más sólido, la fisioterapeuta y el preparador físico trabajan para que vuelva el mejor Gil.

Hemos visto una afición de diez. ¿Los aficionados van a ser imprescindibles para redondear una temporada perfecta?

No sé si decirlo tan fuerte, pero sin la afición no subiremos. Jugar en casa ha de ser nuestro factor diferencial respecto a los otros tres equipos. Lo que espero es que el pabellón esté a reventar y, sobre todo, que la afición entienda que son tres partidos, que vamos a pasar por momentos muy difíciles, momentos en el que el marcador no va a ser muy favorable, y ahí vamos a necesitar su fuerza. No siempre puede ser el equipo el que levante a la afición. Nos han ayudado siempre que hemos necesitado su apoyo, les doy las gracias de antemano, y ahora les pido que vengan con la máxima ilusión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine