18 de mayo de 2018
18.05.2018

Una vecina de Gandia pagará 1.800 ? por abandonar a su perro en el balcón

Se comprometió con la policía a solucionar la situación, no lo hizo, pero cuando los agentes volvieron a su casa ya no les abrió la puerta - Los orines y excrementos del animal caían a otras terrazas

18.05.2018 | 04:15

Una vecina de Gandia ha sido condenada a pagar 1.800 euros por maltrato animal por tener abandonado a un perro en el balcón de su vivienda, ubicada en la calle Sant Pere.

Según ha podido saber este periódico, el caso se remonta al pasado verano. Tras mucho tiempo escuchando los ladridos del animal, los vecinos llamaron a los agentes para que pusieran fin a aquella situación. Denunciaban que el can estaba de forma permanente a la intemperie, incluso durante los días de más calor, estando, además, la vivienda orientada hacia el sol.

En la primera visita, según señalaron ayer fuentes conocedoras del caso, la mujer se comprometió a ponerle solución. Los agentes abandonaron la vivienda y a los pocos días volvieron a recibir la llamada de los vecinos, ya que la mujer, pese a que se había comprometido a ello, había hecho caso omiso a los requerimientos policiales.

En las sucesivas visitas de los agentes al piso ya nunca más pudieron hablar con ella, porque la vecina siempre se negó a abrir la puerta. Fue entonces cuando la Policía Local decidió poner los hechos en conocimiento de los juzgados de Gandia, que cursaron una instrucción que ha acabado con una condena a la mujer por maltrato animal y a pagar la multa de 1.800 euros.

Durante el tiempo en el que el animal estuvo encerrado en el balcón de la vivienda, los vecinos, además de sus ladridos, tuvieron que soportar los orines y excrementos, ya que, al no salir nunca a la calle, el perro hacía sus necesidades en el propio balcón. Estas, en ocasiones, caían en las viviendas de otros vecinos, con la consiguiente molestia que esto puede ocasionar.

Además, con la llegada del verano se incrementaron los olores en el edificio, ya que el calor ayudaba a descomponer las necesidades con mucha mayor rapidez.

El jefe de la Policía Local de Gandia, Marc Cuesta, señalaba ayer que no es la primera sanción por estos motivos que se produce en la ciudad de Gandia y espera que el hecho de que se dé a conocer pueda servir de aviso a aquellos que estén tentados de hacer lo mismo que esta mujer con los animales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine