17 de mayo de 2018
17.05.2018
Entrevista

Marcelino: "El año próximo será decisivo en el futuro del Valencia"

"Este año en muchos fichajes tuvimos suerte. Todos quisieron venir. Eso es lo que tenemos que intentar repetir", adelanta el técnico del Valencia

17.05.2018 | 09:04
Marcelino: "El año próximo será decisivo en el futuro del Valencia"

En la segunda entrega de la entrevista con Levante-EMV, Marcelino analiza las exigencias que deberá afrontar el equipo el próximo año, con la Champions en juego. Una temporada que definirá el restablecimiento del prestigio del club.

P ¿Esperaba más de Andreas Pereira?
R Posiblemente sí. Es difícil su papel. Es joven y vino a un club como el Valencia. Es una experiencia que nos sirve. Viene del Manchester United, pero realmente viene del Granada. Allí tuvo un muy buen rendimiento, pero no es lo mismo jugar en el Valencia. Además, no fue desde el principio titular y eso te conlleva celeridad, precipitación, querer demostrar mucho. Llegó, empezó a jugar... pero le pasó un torpedo al lado (Guedes), y con Carlos Soler ya muy consolidado. El equipo estaba rindiendo a gran nivel tanto en resultados como en juego. Todo eso va colocando a unos y distanciando un poco a otros. Cuando tuvo la oportunidad de jugar más continuado, no le salieron las cosas bien y coincidió que el equipo no estaba a su más alto nivel. Luego vino una lesión que le paró dos meses y ya quedó alejado del alto nivel.

P ¿Se han recibido excesivos goles?
R Hombre, bajar de 65 goles a 37... está muy bien. Al principio de temporada esperábamos estar entre 32 y 38 goles encajados. Todo lo que era un gol por partido eran buenos números, pero nuestra idea para la próxima temporada es bajar de ahí. Tuvimos una racha que encajábamos gol casi todas las jornadas, pero nos tiraban muy poco. Una vez que acabó la Copa, fuimos capaces de volver a entrenar y los registros bajaron. El rendimiento colectivo del equipo en el apartado defensivo fue bueno, muy bueno, entre las oportunidades que concedíamos y los goles que concedimos. Hubo un porcentaje de acierto en los rivales muy por encima de lo habitual para marcarnos, porque llegaban muy poco. Como entrenador debo valorar si el equipo se muestra vulnerable o no. Y a mí nunca me dio el equipo sensación de vulnerabilidad.

P Aún así, ¿la línea defensiva es la que necesita más refuerzos?
R Habría que estudiarlo. Yo estoy muy contento con muchos de los jugadores de esa zona.

P ¿Fue del todo justo con Montoya, al quitarlo en los partidos fuera de casa?
R No me cabe ninguna duda de que sí, por eso lo hice. Si hubiera tenido la sensación de ser injusto, no hubiera obrado así. La obligación del cuerpo técnico es la de analizar, ver por qué encajamos los goles y en qué situaciones. Los datos dicen que desde que tomamos esa decisión fuera de casa, los números son mejores. Por lo tanto, en ningún caso se puede considerar esa decisión como injusta.

P ¿Y tampoco fue injusto con los pocos minutos de Nacho Vidal?
R Creo que también he sido justo. Repito, nosotros analizamos y solo buscamos el bien del equipo y ver de qué manera es más competitivo. Los datos están ahí y certifican que no nos hemos equivocado en ese tipo de decisiones. Sobre todo en esos casos, en los del lateral.

P ¿Cuál ha sido su gran error en esta temporada?
R Seguro que he cometido bastantes. (medita)

P Pero, echando la vista atrás, ¿hay alguno que destaque?
R Más de posible planteamiento o de no convencimiento que de toma de decisiones en las alineaciones. Es algo que valoramos mucho, que le damos muchas vueltas. Priorizamos el sentido de la justicia.

P ¿Es importante para usted la justicia con los jugadores?
R Lo más. La justicia me condiciona en todas las decisiones que tomo. A la hora de alinear siempre tenemos en cuenta el rendimiento en entrenamiento, en competición, el nivel del rival y el vestuario. Si veo a un futbolista entrenar bien, debo darle sus minutos. En la temporada hay muchos momentos... ¿y quién me dice a mí que un trato que considero justo, aunque luego no haya rendimiento alto, no me pueda dar ese nivel en otro momento de la temporada y ser beneficioso para el equipo porque sé cómo entrena? Mi labor más interiorizada es intentar no perder efectivos hasta que acabe la competición, porque no puedo predecir el futuro, si va a haber lesiones, sanciones, momentos de forma bajos de un futbolista que atraviesa un momento estelar. Debo intentar no derrotar a nadie por el camino, aunque seguro que hay jugadores que consideran que no he sido justo con ellos, porque yo también lo podría entender así si fuera futbolista.

P ¿No fue un error la alineación ante el Getafe?
R No la consideraré nunca un error. Hice tres cambios en el minuto 60 porque había que hacerlos. Veía que había una situación que le podía a determinados jugadores y había otra situación que por juego se necesitaba. Pero para mí esa alineación era absolutamente competitiva y ganadora. ¿Qué diferencia hay entre esa alineación y la que pusimos en Girona? La diferencia es que un partido lo perdiste y el otro lo ganaste. Lo perdimos porque fue nuestro peor primer tiempo. Y estoy convencido de que hubo jugadores con un nivel más bajo que los que posteriormente se señalaron, que fueron Andreas y Vietto.

P ¿Le da rabia haber perdido los dos partidos ante el Getafe?
R No especialmente. A mí lo que me dio pena es ver en la Liga española situaciones de juego como la del partido de allí. Deben evitarse por el bien del espectáculo. No me vale decir que el campo está mal, porque a 10 kilómetros de allí el campo del Leganés ha estado perfecto todo el año. Y en Getafe estaba mal ante nosotros, Barça, Madrid, Sevilla y Atlético, Barça y Sevilla.

P ¿Por qué ese bajón de Murillo?
R Conforme avanzaba la competición, iba notando limitaciones físicas, como así se hizo palpable en la operación de hernia y una de pubis, que necesita tiempo. Es una intervención que, sin ser grave, es latosa y condiciona el rendimiento durante bastante tiempo. Estás apto para competir, pero el rendimiento es irregular porque las sensaciones de la lesión son diferentes en cada momento. Un día estás muy bien, otro muy rígido, puedes llegar a pensar que has llegado al nivel anterior a la operación, y a los tres días retrocedes. Yo he estado lesionado de pubis. Murillo no tuvo una regularidad a nivel de sensaciones.

P ¿Le ha sorprendido Neto?
R Creíamos que era muy buen portero y nos lo ha confirmado.

P ¿Debería salir más del área?
R No es un trabajo para mí.

P ¿Jaume es mejor portero de lo que se puede pensar?
R Jaume es mejor portero de lo que yo tenía pensado desde fuera.

P ¿Y es un referente?
R Es un jugador muy importante porque el cuerpo técnico siempre quiere tener futbolistas que, jugando poco, trabajan siempre al máximo y tienen respeto, cercanía y ayudan a sus compañeros. Ese es el futbolista perfecto para un entrenador.

P Aparte del Liverpool, ¿algún otro equipo que le haya gustado?
R El City. Y me gusta mucho el Nápoles, siempre me ha gustado desde que está Sarri allí.

P ¿Le ha gustado Albiol?
R Me ha gustado Albiol. Lleva varias temporadas muy buenas.

P La Lazio también ha sido muy de contragolpe. ¿Le ha gustado?
R Sí, pero no (ríe). De los demás, no me han llamado mucho la atención.

P ¿Le ha parecido meritorio lo de Valverde en el Barça?
R Mucho, yo creo que pasearse por la liga española, que es lo que ha hecho el Barça, desde el punto de vista de puntos, que no de esfuerzo y juego, no es fácil. Convivir con ese equipo que es ganador y volver a ganar, para mí tiene mérito.

P Decía el New York Times que acabaremos pensando que Zidane es buen entrenador...
R Los entrenadores somos de diferentes perfiles y para cada equipo es importante un entrenador de un determinado perfil. Y para el del Madrid, Zidane es el idóneo.

P ¿El Atlético ha sido el rival que más ha limitado al Valencia?
R Jugamos frente al Atlético en dos situaciones que no fueron acordes a nuestro global de la temporada. La primera vez fue en la jornada 3, que no teníamos el equipo absolutamente conformado, y aún así demostramos nivel competitivo, aunque no fuimos capaces de hacer ocasiones de gol. Y el de la segunda vuelta era un partido que era de 0-0 y estábamos alejados de lo que era nuestro equipo ideal, y veníamos claramente influenciados por la eliminatoria de Copa ante el Barça.

P ¿Qué otros equipos españoles le han llamado la atención?
R La Real Sociedad, por momentos. También el Betis, que mejoró en la segunda vuelta.

P Les dio firmeza Bartra.
R No, un futbolista no cambia a un equipo. El único futbolista que cambia a un equipo es Messi. El resto no, y menos un central. El Betis cambió un sistema de juego y cambió su filosofía. El Betis ganó bastantes partidos en el tramo final con un 40 y pico % de posesión y perdió muchos en el inicio con un 70%. Hubo una mutación y se convirtió en un equipo competitivo. Su fútbol en campo rival ha sido más veloz.

P ¿Cuál es el trabajo de Pablo Longoria?
R Se lo deberíais preguntar a él. Es como si me preguntáis cuál es el trabajo de un jardinero. Vino al área técnica para aumentar las posibilidades de análisis y de elección tanto para el primer equipo, como para el fútbol base.

P Acertar tanto en los fichajes este año como en el pasado va a ser imposible.
R Este año en muchos fichajes tuvimos suerte. La suerte influye mucho. Si Kondogbia no se hubiese empeñado en venir aquí, no habríamos traído a ese futbolista. Gabriel Paulista se empeñó en venir. Murillo se empeñó en venir. Gonçalo Guedes se mostró muy partidario de venir. Neto puso mucho de su parte. Todos quisieron venir. Eso es lo que tenemos que intentar repetir. Pero cuanto más alto está el nivel, más difícil es acertar y crecer.

P ¿Con qué margen puede evolucionar el equipo?
R Siempre se puede evolucionar. Pero nos presentamos ante una temporada muy difícil. Todos debemos saber que la próxima temporada va a ser muy influyente en el presente y el futuro del Valencia. La historia del Valencia es exigente, pero no debemos confundir la historia con la situación actual del club, que es la que es, en los últimos cinco años no se ha jugado siempre Champions. El objetivo del equipo para la próxima temporada es dificilmente realizable, porque es volver a consolidarse cuarto.

P Recuperar el terreno perdido ante Atlético y Sevilla.
R Ha habido un intervalo en el que el Valencia no creció. Hay dos equipos que siempre han sido transatlánticos y uno ha aprovechado ese lapso para crecer mucho y ahora está muy lejos. Entonces queda una plaza. Y para esa plaza se une que vamos a jugar Champions, y tenemos que ser conscientes de que aumenta la dificultad. Las expectativas son difíciles de realizar. Son difíciles, pero son objetivos. No debemos exagerar las expectativas. Quedar cuartos y competir en los otros torneos sería una extraordinaria temporada.

P Ante ese reto, ¿puede que el equipo le falte experiencia?
R Sí, es posible, pero lo que necesitamos es aumentar nivel. ¿Si puede ser con jugadores expertos? Sí, pero es que fichar a un jugador experto, con experiencia en Champions, con carácter y con capacidad, cuesta 70 millones de euros. En ese momento tendremos que elegir en las posibilidades de mercado que más necesita el Valencia.

P El año pasado llegaron jugadores de clubes importantes donde no eran importantes. ¿Se va a repetir eses patrón?
R Es un patrón válido.

P ¿Qué impresión ha tenido de Peter Lim (dueño del club)?
R Muy buena, pero ya desde el primer día. Se mostró súper cordial, cuidándonos en todo y que íbamos a poder desarrollar nuestro trabajo con absoluta autonomía.

P ¿Va a ayudar en lo que pueda?
R Sí, por supuesto.

P Pero es un poco gafe ¿no?
R No sé, eso yo...

P A Alemany no se ha cansado de alabarlo.
R Mateu es un fenómeno.

P ¿Se refiere a las negociaciones?
R En todo. Cuando un equipo repite dinámicas, como el Valencia, y se aleja de lo que es su sitio, eso indica que hay problemas grandes problemas. Tanto a nivel de club como de equipo. El dueño también lo detectó y decidió cambiar la forma de dirigir. Y llegó una persona con grandísimo conocimiento del fútbol, del mercado y de la gestión. Y del fútbol español, que también es muy importante. Esa persona dirigió con autonomía, le dejaron actuar y decidir. Decidió al entrenador y tuve la suerte de que me eligiera a mí, porque esa confianza se demostró en el día a día. Se fue consolidando una relación profesional y personal de absoluta confianza. Lo más importante será avanzar juntos en la misma dirección. Esta temporada se dio desde la humildad. No generar falsas expectativas nos llevará a seguir por el mismo camino. Mateu logró generar para unir.

P Y usted ha acabado por levantar al Valencia.
R No, yo me niego a pensar que haya levantado al Valencia. Vine a trabajar con muchísima humildad, con una dilatada experiencia, lo que nos ha ayudado. A nivel de metodología y filosofía, además, encajamos en lo que es el Valencia en su historia y con lo que es Mestalla. Y tuvimos una plantilla extraordinaria. Los jugadores son los dueños de este espectáculo y nos definen como entrenadores.

P ¿Dónde se va de vacaciones?
R No lo sé. Como sabéis, tuvimos un accidente (su coche chocó contra un jabalí en diciembre pasado) y fue el momento más duro. Nos condiciona un poco. Algo improvisaremos. Mi madre mejoró en gran medida, pero todavía no se vale por sí misma. Desconectaremos. El Mundial lo veré lo justo, de refilón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine