Abogados de ambas partes negocian la rescisión del contrato

13.11.2013 | 22:12

El Centro Instructivo Musical de Benimaclet acordó el pasado verano conceder la gestión del bar del edificio al grupo Terra durante cuatro años para que ejecutase en sus instalaciones un proyecto sociocultural y gastronómico, dirigido a los vecinos del barrio. Ahora, después de que el Ayuntamiento de Valencia haya otorgado al Musical una licencia de actividad que permite, únicamente, el uso de la cafetería como cantina para los 500 socios de la institución, el Terra pretende finiquitar la vinculación entre las partes al entender que las condiciones establecidas en el origen de la concesión han variado. A falta de tres años para que expire el acuerdo, los abogados del colectivo y los del CIM negocian la rescisión del contrato. Desde el Terra, se cree que los rectores del Musical no disponen de fondos suficientes como para resolver el convenio de forma unilateral, ya que eso supondría una posible indemnización por incumplimiento contractual. p. valero valencia