Especies

La extinta tortuga mediterránea se establece en la Devesa de El Saler

Las pruebas con los primeros 20 ejemplares permitirán soltar este verano otros setenta

06.06.2014 | 01:57
La extinta tortuga mediterránea se establece en la Devesa de El Saler
La extinta tortuga mediterránea se establece en la Devesa de El Saler

La tortuga mediterránea, una especie en peligro de extinción, vuelve a campar por la Devesa de El saler después de siglos de ausencia. Lo han conseguido los técnicos del Centro de Recuperación de Fauna de la Generalitat Valenciana, que ayer organizaron una suelta de ejemplares junto al Casal d'Esplai con presencia de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y la directora general de Medio Natural, Salomé Pradas Ten.
Según explicó a Levante-EMV Juan Antonio Gómez, responsable del centro, la tortuga mediterránea (Testudo Hermanni Hermanni) tuvo su hábitat natural en la Devesa de la Albufera (es una especie de tierra) y «desapareció hace siglos» entre otras cosas por los incendios forestales y «porque el hombre se las comía».

Hace unos años, sin embargo, ayudados por los fondos de la Unión Europea, en el Centro de Recuperación de Fauna de El Saler se plantearon la posibilidad de reintroducir la especie. En toda España sólo quedaban pequeñas colonias en Girona y en Baleares y había una experiencia previa en Castelló.

Los primeros ejemplares, asegura Gómez, los consiguieron de particulares que las tenían en cautividad o de coleccionistas. Y después de conseguir criarlas con normalidad, hace dos años soltaron las veinte primeras en la Devesa con una antena pegada a su caparazón para seguir sus evoluciones.

En este tiempo se ha comprobado que las tortugas «han aumentado de peso» y que algunas se han reproducido. Además, se han diseminado por todo el parque, llegando incluso hasta el lago artificial.

Eso significa que «se están adaptando bien» y que «el proyecto es viable», de ahí que se hayan lanzado a soltar otras setenta a lo largo del verano para, con el tiempo, llegar a «varios centenares». «Como en Baleares hay muchas no hay problema en ir trayendo», dijo
Por lo pronto, no hay temor a los depredadores, que no los tiene; ni a especies invasoras, pues sólo las hay en el agua; ni a la alimentación, pues comen vegetación, algunos insectos y eventualmente carroña.

Su enemigo puede ser la carretera y las personas, aunque precisamente el acto de ayer lo hicieron público para concienciar a la gente de la importancia de estas tortugas y que todo el mundo las respete.

València

Una noche y una tarde sin fin

Miles de personas, tanto las que sabían de la existencia de la Gran Nit como las que se la...

Movilidad reduce la velocidad permitida en Sant Pau a 30 km/h

La concejalía «pacifica» el tráfico en el barrio y repinta carriles, pasos de peatones y...

Exigen el «plus» de atención al público para los funcionarios

Camarasa pide que se aplique el complemento que los trabajadores tienen reconocido en el convenio

València crea un consejo ciudadano medioambiental

Este organismo se coordinará y también colaborará con otros Consejos Municipales implicados en la...

Balnearios marítimos y baños de ola

Balnearios marítimos y baños de ola

Los científicos de Europa ya durante el siglo XIX elogiaron sobre los beneficios que tenían las...

Amor por los libros en la calle Quart

Amor por los libros en la calle Quart

La librería situada en el número 21 de la calle Quart ha comenzado a editar una colección propia...