02 de agosto de 2015
02.08.2015
Benicalap

Fuentes secas y abandonadas

Los lagos y estanques de la zona árabe del parque de Benicalap llevan varios meses sin agua

02.08.2015 | 00:58
Fuentes secas y abandonadas

El parque de Benicalap, el más grande de la ciudad en extensión con las excepciones del Jardín del Turia y Viveros, se agosta. Los vecinos de la zona han denunciado en varias ocasiones la situación del parque y esta vez ha sido Antonio Marín Segovia quien ha insistido en lo mismo. En concreto, Marín Segovia habla del estado de los estanques de la zona árabe del parque, vacíos y secos, y del anfiteatro del parque, que lleva años sin uso público.

Marín Segovia asegura que las fuentes y cascadas de este espacio «se encuentran apagadas desde hace varios meses, siendo fundamental que se proceda a su limpieza y puesta en marcha durante los meses estivales». No es el único parque con las fuentes vacías y secas. En otros puntos, como el Jardín de Polifilo situado junto al Hospital Arnau de Vilanova, también se da esta situación, mientras que en otros el agua está estancada, lo que preocupa a los usuarios de los parques de la ciudad por la presencia, ya confirmada la pasada semana, de mosquito tigre en Valencia. Asimismo, los lagos y juegos de agua de la zona árabe del parque de Benicalap «permanecen desde hace muchos meses totalmente secas, estando sus setos en mal estado».

Así las cosas, reclama al consistorio que intensifique el mantenimiento y cuidado «de todas las zonas» del parque, y que incremente la vigilancia en Viveros, el cauce del Turia, Monforte y Aiora, así como el resto de jardines urbanos. «También es recomendable», asegura Marín Segovia, «iniciar una campaña institucional a fin de lograr concienciar a nuestros convecinos con el objetivo de que aprendan a conocer, respetar y cuidar nuestros parques y jardines, incentivando la adopción de árboles».

Para ello, conviene que el Ayuntamiento de Valencia, a través del Área de Parques y Jardines, «diseñe e impulse una campaña didáctica, con la colaboración y concurso de los medios de comunicación, la Diputación Provincial y la Generalitat Valenciana, universidades y centros educativos... a fin de que los alumnos y vecinos que lo deseen y se comprometan formalmente, puedan ser capacitados e instruidos para cuidar y proteger a un árbol o una determinada zona verde de Valencia y resto de poblaciones que conforman nuestra Comunitat Valenciana», explica Marín Segovia, que esta misma semana ha exigido tanto al consistorio como a la Universitat de València que comiencen con la ampliación del Jardí Botànic en el solar de jesuitas, acordada entre ambas entidades en 2013 cuando un acuerdo con Expogrupo permitió trasladar el proyectado hotel de veinte alturas a la avenida de Aragón, concretamente a la parcela que ahora ocupa el conocido como «nuevo» ayuntamiento. De hecho, en la junta de gobierno del pasado viernes se aprobó su demolición, por más de 400.000 euros, para cumplir el acuerdo firmado por el anterior equipo de gobierno con Expogrupo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook