16 de septiembre de 2015
16.09.2015

Compromís plantea subir el IBI a las viviendas vacías

Baldoví defiende en el Congreso una enmienda en ese sentido, aunque precisa que su objetivo son los bancos y especuladores - El PP se opone

16.09.2015 | 04:15
Joan Baldoví dialoga con el ministro Cristóbal Montoro en el Congreso de los Diputados.

Joan Baldoví, representante de Compromís en el Congreso de los Diputados, presentó ayer una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para que los ayuntamientos puedan aplicar un recargo en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a aquellas viviendas que permanezcan cerradas más de seis meses al año. Esta propuesta, que fue finalmente rechazada, no figura lógicamente en las ordenanzas fiscales que presentará hoy su compañero de partido y alcalde de Valencia, Joan Ribó, pero Baldoví cree que podría recogerse en presupuestos posteriores y en ayuntamientos como el de Valencia. Eso sí, con algunas matizaciones, de manera que no se penalice a las segundas residencias sino a «los pisos de los bancos y los especuladores». En cualquier caso, la iniciativa contará con la oposición frontal del PP, que ya adelantó ayer que la bonanza económica permite no sólo no subir impuestos, sino bajarlos.

Según explicó Baldoví, su enmienda proponía literalmente un recargo en el IBI para aquellas viviendas que estén cerradas más de seis meses al año. No obstante, si un día se aplica en Valencia o en otro municipio «tendría que ser muy matizada». «Lo que queremos es definir la situación del parque de viviendas y poner en el mercado las de los bancos y los especuladores, y que toda esa gente devuelva a la sociedad una parte de sus beneficios».

En ningún caso será, dijo, una medida para gravar las segundas residencias, de ahí que precisamente una de las cuestiones a matizar sea lo de los seis meses al año. Será cada municipio el que al final apruebe sus propias normas, precisó el diputado.

Por lo pronto, y dado que no ha pasado el corte del Congreso, esa medida no se incluye en las Ordenanzas Fiscales que hoy presentará el alcalde de Valencia, Joan Ribó, junto con el concejal de Hacienda, Ramón Vilar. En estas ordenanzas no se incluye este suplemento ni tampoco ha habido un pronunciamiento al respecto.

Oposición del PP
No obstante, y en previsión de que la medida se haga realidad en los años venideros, el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia ya dijo ayer que se opondrá frontalmente. Por lo pronto, ha formulado unas preguntas a la Comisión de Hacienda al objeto de que el equipo de gobierno aclare cuál es su posición al respecto.

El concejal Popular, Eusebio Monzó, ha manifestado su preocupación ante la posibilidad de que tal y como se indica en la enmienda, esta medida se adopte en todos los ayuntamientos y acabe afectando a los valencianos.

Según Monzó, «la posición del Grupo Popular en este tema es clara: en estos momentos no hay ninguna necesidad de adoptar esta medida. La situación económica del Ayuntamiento es óptima y creemos del todo innecesario aumentar la carga fiscal de los valencianos», opina. Más bien, considera que es momento de bajar los impuestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook