11 de enero de 2016
11.01.2016
Arbolado

Ribó revisará el plan para talar las 2.700 moreras sanas de Valencia

El alcalde buscará una "salida respetuosa" con el medio ambiente y consensuada con los vecinos de Hermanos Maristas

11.01.2016 | 15:56

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asegurado hoy que el equipo de gobierno va a revisar el plan para sustituir las moreras de la ciudad, que preveía la tala de 2.700 árboles sanos para evitar la suciedad que genera en las calles la caída de los frutos.

Ribó ha afirmado hoy que, tras hablar con la concejala de Parques y Jardines, Pilar Soriano, buscará una "salida respetuosa" con el medio ambiente y consensuada con los vecinos, que cargaron contra la decisión municipal de cortar las moreras.

El primer edil ha precisado además que sí se cambiarán los árboles más viejos con riesgo de desplome, pero no serán sustituidos por moreras.

"Vamos a hablarlo y a arreglarlo de forma consensuada", ha dicho el primer edil, preguntado por la tala de árboles en la avenida Hermanos Maristas y por si el Ayuntamiento se va a poner en contacto con los vecinos para llevar a cabo esta actuación.

Ribó se ha mostrado "contrario" a la tala de árboles pero ha considerado que hace falta hacerla en determinados casos si estos ejemplares ocasionan problemas a los ciudadanos. Asimismo, ha destacado que el consistorio ha decidido no plantar "nunca" más en las calles moreras que den frutos por los "problemas que generan a los vecinos" cuando éstos caen sobre la vía pública y el "desastre" que supone.

"A mi no me gusta la idea de cortar árboles. Soy muy contrario pero, razonablemente, los árboles de una ciudad se han de ir cambiando en un periodo" de tiempo determinado, ha expuesto el responsable municipal.

Joan Ribó ha explicado que ha pedido a Soriano que "hable con los vecinos" de las zonas en las que se prevé talar árboles para "buscar una salida consensuada" con ellos.

"Hemos de buscar una salida, yo quiero que sea consensuada y respetuosa con el medio", ha insistido el alcalde, que ha dicho que de esa negociación "saldrá una cosa de acuerdo, entre la concejalía y los vecinos". Tras ello, ha reiterado que no se plantarán "más moreras porque es una mala plantación". "Es una cosa que tenemos del pasado. No toca plantar árboles de este tipo. Vamos a buscar una salida", ha insistido.

Preguntado por si se van a suspender las talas previstas, Ribó ha aludido de nuevo al debate que se abrirá con los vecinos, por lo que ha dicho que "si se suspenden o no depende de lo que digan" éstos, "de los acuerdos a los que lleguemos".

Respecto a los motivos por los que su equipo de gobierno ha planteado estas talas, el primer edil ha señalado que "hay árboles que están muy viejos" y que "si no se cambian rápidamente, se van a caer" o "romper por el viento, como ha pasado ya".

Ribó ha comentado que "los árboles de ciudad a partir de 30 años comienzan a tener muchos problemas" según expertos y ha indicado que "los que se iban a cambiar fundamentalmente son de 50 años". Ha apuntado que "eso no quiere decir que todos los árboles estén ya para cambiar" pero ha advertido de que "hay muchos que se tendrán que cambiar paulatinamente".

"Para mi cuantos más árboles haya mejor, pero con el tiempo se tendrán que ir sustituyendo", también para evitar "problemas de seguridad a las personas", ha afirmado el primer edil, que ha insistido en "buscar equilibrio" para abordar este asunto.

"El árbol baja la contaminación acústica y dignifica la ciudad pero no debe crear problemas. Hay árboles no recomendables en la ciudad porque generan problemas", ha planteado en el mismo sentido.

"Trampita al contar los árboles"
Por otro lado, preguntado el número de árboles de la ciudad que hay censados y por si son 42.000 menos de los que se creía, Joan Ribó ha expuesto que "Valencia tenía contabilizado un número de árboles" que han sido "menos" cuando "se ha hecho la contabilidad real", por lo que ha considerado que parece que "se había hecho alguna trampita al contar los árboles".

Por su lado, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Novo, ha pedido este lunes al alcalde la "paralización inmediata" de la tala "de casi 3.000 árboles sanos anunciada y ya puesta en marcha por la concejalía de Jardines", según ha informado esta formación en un comunicado.

Novo ha considerado que esta actuación es "un despropósito que no se justifica de ninguna de las maneras" y ha pedido a Joan Ribó "información sobre el expediente administrativo de esta actuación de tala de árboles masiva" para que "los servicios jurídicos del PP la estudien y valoren la posible comisión de alguna irregularidad legal".

El grupo municipal 'popular' ha anunciado también que "dará traslado de la información al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) por si pudiera existir algún ilícito que tengan que considerar relacionado con la legislación sobre protección del medio natural".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook