13 de enero de 2016
13.01.2016
Seguridad Vial

La Policía Local de Valencia se emplea a fondo con el aparcamiento en doble fila

La campaña especial se hace notar en la calle con un aumento de las multas por estacionamiento indebido

14.01.2016 | 04:15
La Policía Local de Valencia se emplea a fondo con el aparcamiento en doble fila
Play
Vídeo: Arturo Iranzo

Más de uno se habrá encontrado una pegatina en el suelo o una papeleta en su parabrisas. La operación especial iniciada por la Policía Local de Valencia para sancionar el estacionamiento en doble fila y en carril-bus está teniendo sus efectos. Tan sólo hacía falta salir a la calle para encontrarse con la siguiente escena: policías locales poniendo multas a los vehículos mal estacionados, sobre todo aquéllos que dificultaban gravemente la visibilidad y perjudicaban a la seguridad del peatón.

La iniciativa comenzó este lunes con este cerco a la doble fila y finalizará el próximo día 24 del mismo mes. En la última campaña de estas características, los agentes impusieron 1.984 denuncias, siendo la multa por estacionar en doble fila de unos 200 euros.

En esa última campaña, del total de sanciones impuestas un 52'9% correspondían a infracciones cometidas por coches estacionados en carril-bus. Estos vehículos, dificultan el tránsito no sólo del transporte público y de los taxis, sino también del resto de vehículos que se ven afectados al ver cómo los autobuses deben utilizar el segundo carril para transitar. El 43'2% de los multados en aquella ocasión aparcó en doble fila y, con una incidencia menor „un 3'4%– se multó a los conductores que aparcaron en la misma parada del bus. También se multó a la circulación por carril-bus, aunque únicamente un 0'5%, según los datos de la Policía Local de Valencia.

Mientras, los conductores se defienden y achacan la alternativa de la doble fila a las dificultades que suele haber en los barrios para estacionar. Por su parte, la Policía Local explica que "el estacionamiento indebido es causa de graves trastornos en el tráfico de las grandes ciudades y se ha convertido en un problema constante con el que parece que nos hemos acostumbrado a convivir".

El estacionamiento en carril-bus, afirman, es "el responsable de importantes retrasos en los vehículos públicos y de taxi", mientras que dejar el coche en doble fila "constituye una de las mayores molestias para aquellos conductores que tienen sus vehículos correctamente estacionados".

La normativa de la DGT no permite "estacionar" en doble fila, únicamente se puede parar durante un periodo máximo de dos minutos y el conductor no puede abandonar el vehículo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook