25 de julio de 2016
25.07.2016
Voluntariado ambiental de Cruz Roja

Los vigilantes sociales de l'Albufera

Las expediciones se realizarán todos los fines de semana hasta el 18 de septiembre

25.07.2016 | 04:15
Los vigilantes sociales de l'Albufera

Atraídos por la naturaleza de l´Albufera, hacen «excursionismo con una misión»: Ayudar a los guardias del parque natural a detectar y registrar incidencias y emergencias para aumentar la protección de la devesa

­Con las primeras luces del día, nueve compañeros parten en distintas brigadas desde la Casa Forestal de El Saler para emprender una misión: contabilizar, registrar y comunicar a las autoridades del parque natural de l´Albufera todas las incidencias y emergencias que encuentren para que las resuelvan los guardias. En una de las brigadas de ese sábado, Laura, Charbel y Alberto salieron en busca de irregularidades que registrar. Una señal rota, una acampada ilegal, visitantes usando un camping gas o alguien que tira la tira la colilla del cigarro en los matorrales.
Esa información la registran y notifican a la jefa de transmisiones (voluntaria también) que se encarga de comunicarlo a los forestales, los bomberos o la policía si fuera preciso. Al final de la expedición, el jefe de logística tiene preparados los bocadillos y bebidas, diseñados por un nutricionista de Cruz Roja, para que los vigilantes de la Devesa repongan fuerzas tras una calurosa mañana. Por la tarde la jefa de brigadas recibe a otros voluntarios que explorarán otras zonas del parque natural usando el mismo cuadrante del que se valen los bomberos para geolocalizar los incendios.

Laura, bióloga de formación, recomienda participar en este proyecto y asegura a Levante EMV que «no se hace pesado -aunque se pase mucho calor- ya que vas hablando y haciendo amigos durante la marcha». Su compañero de brigada, Charbel, criminólogo, defiende que hacen un «trabajo de derechos humanos y defensa de la naturaleza» y Álberto, educador ambiental de este equipo, destaca la importancia de ayudar a los forestales a proteger la biodiversidad.

Aunque la mayoría son de Valencia, muchos participantes llegan desde diferentes puntos de España atraídos por el encanto del parque natural. Amparo Pérez, vicepresidenta de Cruz Roja Valencia, destaca esta labor socioambiental que «da participación a la sociedad valenciana». La ONG busca a 396 voluntarios para todo el verano. Muchos ya están captados, pero quedan plazas libres hasta el 18 de septiembre. Para participar, hay contactar con Cruz Roja y hacer los cursos de formación que imparte gratuitamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook