18 de enero de 2016
18.01.2016
Cyberdiario

Mi vida sin cables

Una vida hiperconectada usando únicamente redes inalámbricas es posible. Pero no es fácil. El MacBook, el revolucionario ordenador de Apple, casi te obliga a que vivas sin más cables que el de carga. Y la verdad es que se vive mejor.

18.01.2016 | 04:15
Mi vida sin cables

El problema del exceso de cables podría estar cerca de pasar a mejor vida. El pasado año, la compañía norteamericana Apple presentó un prodigio tecnológico llamado MacBook. Así, a secas, sin ningún Pro ni Air que lo acompañara. Pretendía la marca de la manzana mordida volver a sus orígenes, a la innovación más absoluta, al think different a través de un ordenador que es, a día de hoy, único. Y todo gracias a un portátil que prescinde por primera de casi todos los conectores que estamos acostumbrados a ver.

El MacBook es todo lo que a día de hoy se puede hacer con un ordenador portátil tanto en tamaño, versatilidad y portabilidad pero que nadie hace . Es un ejemplar único, el ordenador total.

Adiós cables, hola wifi
Y así es como llega la inevitable pregunta: ¿se puede vivir sin puertos USB, HDMI y demás? La respuesta es tan clara como sorprendente: Sí. Pero no un «sí» cualquiera. Un sí rotundo, grande, en negrita y sin ningún tipo de dudas. Y es que así lo he hecho durante tres magníficos meses en los que todo lo que has ido leyendo tanto aquí como en nuestra web se ha escrito desde distintos lugares y siempre sin la necesidad de conectar físicamente ningún dispositivo. De igual manera he gestionado los vídeos del canal de YouTube, y es que su procesador Intel Core M ha podido con todo, siempre de forma inalámbrica, usando redes Wifi y 4G, y utilizando el cable únicamente para cargar el MacBook que, por cierto, tiene una más que generosa batería.

Sistemas en la nube como Dropbox, Google Drive o One Drive de Microsoft –que regala 1 Tb. de almacenamiento con la suscripción a Office 360– han sido herramientas indispensables que han convertido la quimera de una vida inalámbrica en una realidad. No he necesitado pendrives y por supuesto, no los he echado de menos.

Un ordenador sin USB
Bueno, para ser exactos sí tiene USB, pero es el más moderno y avanzado que ­­existe. Lo es tanto que a día de hoy, más de medio año después del lanzamiento del MacBook, casi nadie lo utiliza. Este nuevo USB llamato Type-C es sin duda alguna el futuro de la conectividad. Permite velocidades de transferencia muy superiores a las actuales „es el doble de rápido que el USB 3.0„, y además el mismo cable sirve para cargar el dispositivo. Es por este motivo que muchos fabricantes de móviles ya están presentando dispositivos con esta conexión „en el próximo Mobile World Congress los veréis todos aquí mismo„.

Y ahora sé que estás pensando que un ordenador sin puertos US­­B no merece la pena, pero seguro que pensaste lo mismo cuando la misma Apple eliminó el Floppy Disk de sus ordenadores, o cuando sacaron al mercado sus primeros portátiles sin CD. ¿Y ahora qué? Sé honesto: ¿cuándo usaste por última vez un CD-Rom? Incluso el nombre suena antiguo.
El MacBook es el ordenador del mañana. Y el mañana ya ha llegado.­­­

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine