25 de julio de 2016
25.07.2016
Cyberdiario

La locura que llegó con Pokémon

25.07.2016 | 04:15
La locura que llegó con Pokémon

tendencias De vez en cuando surge alguna aplicación que, como por arte de magia se convierte en fenómeno de masas de la noche a la mañana. Seguro que te suenan los Angry Birds, Candy Crush, Talking Tom, Clash of Clans... Pero, ¿quién se acuerda ahora de ellos?

Ya ha pasado una semana desde que la última moda digital llegara a nuestro país, y la verdad es que la locura desatada con la nueva aplicación de Nintendo, Pokémon Go es algo que no se había visto desde que se inició la era de los teléfonos inteligentes. Los vídeos de centenares de personas buscando pokémons en Central Park, o las docenas de personas invadiendo museos e iglesias a la caza y captura de los escurridizos animales virtuales es algo que nunca habíamos vivido.

«Vamos Nintendo. Faltan 23 días para los Juegos para los Juegos de Río. El mundo entero va a venir aquí. ¡Venid también!». Con estas palabras el alcalde de Río, Eduardo Paes, pidió en su página de Facebook que los Pokémon se trasladaran a la ciudad brasileña durante los juegos. Visto lo visto, la petición no deja de ser una gran temeridad y es que tras haber visto lo que ha pasado los primeros días, me imagino a los asistentes a los estadios saltando en mitad de un partido de fútbol o de una prueba de atletismo para cazar al Pokémon de turno.

Desde el primer día de su lanzamiento, la aplicación de Nintendo ha sido un éxito tan enorme como inesperado. Aunque lo cierto es que echamos la mirada atrás nos damos cuenta de que la combinación de personajes de videojuegos con un sistema de realidad aumentada es algo que ya conocíamos, y muy bien, por estos lares. En 2009 la española Novarama creaba los Invizimals, una especie de animales peludos y muy guerreros que luchaban en entornos de realidad aumentada desde la PSP, la consola portátil de Sony. Luego darían el salto a la PS Vita y a la PlayStation. Pero la mezcla de los Pokémon con la realidad aumentada ha hecho saltar la banca. De hecho, en tan solo una semana, las acciones de Nintendo se han disparado hasta tal punto que el pasado martes el valor bursátil de Nintendo superaba al de Sony.

Pero ahora cabe preguntarse si semejante impacto no terminará siendo otro caso más de un gran lanzamiento que con el tiempo se disuelve cual azucarillo en el café caliente. Nintendo no debería perder de vista a los Candy Crush o Angry Birds de turno que, fueron grandes éxitos al principio pero no repitieron en sucesivas entregas. Aunque Nintendo juega con ventaja para evitar esa situación, ya que Pikachu está de su lado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine