Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El impago del Consell obliga a las farmacias a pedir un préstamo para pagar a Hacienda

Moragues evita reunirse con los boticarios y manda a Llombart para que apacigüe los ánimos - La deuda ronda los 30 millones de euros

Las farmacias de Castelló ya lucen el nuevo cartel de denuncia.

Las farmacias de Castelló ya lucen el nuevo cartel de denuncia. carme ripollés

El impago que arrastra la Generalitat Valenciana con los farmacéuticos de Castelló ha obligado a alguno de ellos a tener que pedir un préstamo bancario para poder pagar la declaración de la renta. Según fuentes consultadas por Levante de Castelló, los boticarios se encuentran en una situación económica sumamente delicada que les lleva a tener que seguir pidiendo créditos para poder pagar a los laboratorios, los empleados y los impuestos. El peligro de este «bucle», que parece no tener solución a corto plazo, es que tienen que asumir los altos intereses que exigen actualmente las entidades financieras, y que temen que la Generalitat no les va a pagar.

Además, tal como confirmaron ayer las mismas fuentes, el conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, suspendió la entrevista convocada para el viernes pasado con el colegio y, de momento, no tiene intención de reunirse con ellos. Para intentar a apaciguar los ánimos, Moragues a delegado la negociación del calendario de pagos en el conseller de Sanidad, Manuel Llombart, quien se verá con los colegiados mañana. No obstante, poco se espera de esta cita ya que Llombart no tiene competencia alguna sobre la contabilidad de las arcas autonómicas.

Los farmacéuticos de Castelló exigieron al Consell que les pagara parte de la deuda la semana pasada ante el inminente pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Moragues se comprometió a reunirse con ellos para negociar una regularidad en los pagos pero el conseller suspendió la cita.

En el último calendario de pagos anunciado por el gobierno valenciano, el Consell se comprometía a pagar las facturas de abril (11 millones de euros) el 30 de junio, el 42 por ciento pendiente de marzo (7 millones) el 15 de julio y la facturación de mayo (11 millones) el 31 de julio. Farmacéuticos consultados muestran su incredibilidad ante esta nueva promesa y augura un desabastecimiento «prácticamente total» en las próximas semanas.

Compartir el artículo

stats