Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vinaròs prepara para 2014 un presupuesto de más de 24 millones de euros

Las cuentas contemplan obras como la mejora de la plaza del antiguo convento de San Francisco y se reducirán un 2 % los gastos de personal

El presupuesto del Ayuntamiento de Vinaròs para el año 2015 superará los 24 millones de euros, una cifra que supera ligeramente las cifras correspondientes al presente año, que sumaron un total de 23.990.000 euros. El concejal de Hacienda, Juan Amat, avanzó que por lo que se refiere a los ingresos, el presupuesto «será bastante parecido a lo que fue el 2014». «Sí que es verdad que recuperaremos parte de la capacidad inversora que este ayuntamiento perdió fruto del sobreendeudamiento», reconoció el edil responsable de Hacienda.

En ese sentido, aseguró que esa situación «va a permitir que el presupuesto del 2015 suponga un aumento en áreas tan sensibles como la de Servicios Sociales».

Inversiones

También permitirá aumentar el capitulo de inversiones, donde figuran actuaciones como la adecuación de la plaza del antiguo convento de San Francisco, que contará con fondos por valor de medio millón de euros, además de las obras del colector de pluviales del Camí Fondo.

Por otra lado, desde el consistorio confirmaron también que este presupuesto supondrá una reducción en conceptos como los gastos de personal, merma que se situará en torno al dos por ciento.

Asimismo, este próximo año el ayuntamiento recuperará la capacidad de poder concertar operaciones de crédito con plena autonomía, sin pedir autorización a terceros como ha pasado este año. Cabe recordar que durante este ejercicio las operaciones de crédito las ha tenido que autorizar el Ministerio de Hacienda.

Amat destacó el esfuerzo realizado estos tres años para asumir las obligaciones de pago de gobiernos anteriores, con una importante reducción de la deuda.

Así, recordó que cuando el PP se hizo cargo del equipo de gobierno «había una deuda de 39,5 millones de euros entre la financiera, impagos a proveedores y sentencias judiciales». Una deuda que se reducirá a cerca de 22 millones cuando acabe el 2015, según el edil. Amat valoró también que «se trata de un presupuesto que es fruto del trabajo realizado durante los últimos tres años». «Si en Vinaròs no han sido desatendidas las necesidades sociales básicas del conjunto de los ciudadanos ha sido gracias a una labor de reestructuración del gasto público», remarcó Amat, que recordó que «la elaboración de nuevos pliegos ha permitido mantener un nivel de calidad medio en la prestación de servicios como jardinería, recogida de basuras o limpieza viaria, pagando menos que durante la legislatura anterior».

Compartir el artículo

stats