Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Almassora dedica 450.000 euros a mejorar la red de pluviales de la playa

Las estaciones incorporarán un sistema que aprovechará la gravedad para desplazar el agua

El Ayuntamiento de Almassora invertirá este año 450.000 euros en mejoras en la red de pluviales de la playa. La intención es que las dos estaciones de bombeo incorporen un sistema que aproveche la gravedad para el desplazamiento del agua de las acequias en las temporadas de lluvia y así evitar el consumo eléctrico. Por otro lado, el proyecto incluye la instalación de limpiarrejas ante los numerosos residuos que se acumulan en las canalizaciones.

La modernización de las estaciones de bombeo es una de las inversiones más voluminosas de este ejercicio.

El pleno del próximo día 16 aprobará la intervención en la infraestructura hidráulica para que el Ayuntamiento de Almassora saque a licitación el proyecto a la mayor brevedad y las empresas interesadas presenten sus ofertas. Los trabajos se ejecutarán en este ejercicio, si bien el plazo de ejecución se desconoce en este momento. El objetivo último de la reforma es garantizar la evacuación del agua en caso de que se produzcan fuertes tormentas.

Tal como indicó el alcalde, Vicente Casanova, «en estos momentos el sistema de bombeo opera conectado a la red eléctrica y, en caso de corte de suministro, existe un grupo electrógeno». Los aliviaderos que el consistorio instalará en esta intervención atajarán el consumo de energía de hasta 30.000 euros anuales vinculado al bombeo del agua procedente de las acequias de riego.

Así, el Ayuntamiento de Almassora eliminará este gasto y, por otro lado, garantizará una tercera vía de achique de agua en caso de que falle la red eléctrica y el grupo electrógeno. El proyecto incorporará el sistema de limpiarrejas como el que ya funciona en la acequia Tarongera, un mecanismo que no haría falta si la responsabilidad ciudadana fuera mayor. El alcalde recordó que «hay gente que todavía sigue arrojando a las acequias todo tipo de materiales». Este hecho provoca daños constantes en las bombas que obligan a pagar reparaciones costosas. Además, un fallo en el sistema podría bloquearlo en cualquier momento, de manera que si coincide con un episodio de fuertes lluvias la paralización del desagüe sería decisiva para una hipotética inundación. Esta mejora se suma a la resolución del problema de inundaciones en el paseo Vora Riu con una intervención en la red de aguas pluviales desde las calles Xaloc y El Bosc hasta el extremo situado más al sur. El proyecto está valorado en más de 218.000 euros y debería finalizar este mes.

Compartir el artículo

stats