24 de enero de 2012
24.01.2012

El edil del PSD de Dénia dimite para centrarse en sus negocios

El expresidente de los promotores deja el acta de concejal tras un mandato
y siete meses Dice que la crisis le obliga a volcarse en su actividad privada

24.01.2012 | 02:48

Un mandato y siete meses. Eso es lo que ha durado el ciclo político del concejal del PSD de Dénia, Juan Sancho. Este jueves, en el pleno ordinario, se renuncia al acta de concejal será efectiva. Sancho lideró la candidatura de los socialdemócratas en 2007 tras dejar la presidencia de los promotores de Dénia. En 2009, firmó junto a Gent de Dénia, Centre Unificat y el tránsfuga socialista Juan Collado la moción de censura que desbancó a la socialista Paqui Viciano y dio la alcaldía a Ana Kringe, del PP. Pero hace ahora un año Kringe lo apartó del equipo de gobierno por votar en contra del presupuesto. Sancho logró en las elecciones volver a salir de concejal.
Su periplo político ya no da más de sí. Ayer atribuyó su dimisión a "motivos profesionales". Explicó que ahora mismo, en plena crisis, necesita dedicar todo su tiempo a sus negocios. "Me falta tiempo para atender los plenos, comisiones y asistencias. He consultado con mi partido y lo mejor es renunciar al acta de concejal", sostuvo el hasta ahora único edil del PSD.
A Sancho le sustituirá Mari Martínez, quien está muy vinculada a las asociaciones de ayuda a los discapacitados. El hasta ahora edil socialdemócrata tenía cerradas a cal y canto las puertas del equipo de gobierno, que ahora forman PP y Centre Unificat (CU). Ni Ana Kringe, ni la portavoz de CU, Pepa Font, le había perdonado su desplante de hace un año. Puede que la nueva concejala sí tenga más opciones de tocar poder.
Juan Sancho aseguró que se va satisfecho. Repasó los proyectos que sacó adelante mientras fue concejal de Cultura, Educación y Juventud. Dijo que mientras él ocupó estas delegaciones el ayuntamiento cedió suelo para cinco nuevos centros educativos y puso en marcha proyectos como Artístics, el nuevo espacio Llunàtics o la escuela de cine. También destacó que, como concejal de Cultura, impulsó mejoras en el castillo de Dénia para potenciar su uso turístico.
Pero también tropezó en el proyecto de instalar un ascensor en este monumento de Dénia declarado BIC. La dirección general de Patrimonio lo tumbó. Debía financiarse con 300.000 euros del Plan E. Sancho y el gobierno local optaron luego por destinar ese dinero a un albergue de juventud y un espacio de hípica terapéutica para discapacitados (proyecto Eco-camp). Con el edil del PSD ya fuera del gobierno, la subvención se perdió pues el proyecto se licitó fuera de plazo. Sin embargo, las obras sí se adjudicaron e iniciaron.
Así pues, el ascensor del castillo es el principal borrón en la carrera política del edil ahora dimitido. Llegó con la idea de gestionar el ayuntamiento como una empresa privada. Su condición de promotor le granjeó suspicacias. Dénia debía redactar un nuevo Plan General. La moción de censura lo convirtió en uno de los pilares del gobierno pentapartito de Dénia. Pero pronto fue un socio incómodo y Ana Kringe lo apartó del equipo de gobierno. Ahora, tras un año en la oposición, ha decidido que es el momento de dedicarse en cuerpo y alma a su actividad profesional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine