06 de junio de 2010
06.06.2010

Los controladores avisan de que la seguridad aérea puede peligrar por su carga de trabajo

El sindicato mayoritario en Manises denuncia la reducción de personal por turno y el tiempo de descanso Advierten de que "el estrés es muy alto" y de que "la concentración se ve afectada"

06.06.2010 | 02:00
Torre de control del aeropuerto de Manises.

?
Los controladores aéreos del aeropuerto de Manises tomaron ayer la palabra, tras unos meses en que el Ministerio de Fomento ha colocado al colectivo en el centro del debate por sus salarios en tiempos de crisis -"cobran dos veces y media más que este ministro", dijo Blanco- y con un nuevo marco legal, por el que la empresa Aena vuelve a regular las condiciones laborales de los controladores.
Así, fuentes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) en Manises denunciaron ayer su "situación laboral insostenible", con "escasez de personal, reducción de los descansos y servicios forzosos" que les "genera incertidumbre sobre si son plenamente capaces de realizar su trabajo con todas las garantías" de seguridad. "Llevo una década en la torre de control y no he vivido esta situación nunca. El tráfico en Manises ha disminuido, pero la carga de trabajo, el estrés y la tensión son muy altos", señaló a Levante-EMV uno de los controladores.
La empresa Aena ha reducido en Manises el número de controladores y el tiempo de descanso obligatorio por turno, afirma USCA, que agrupa a la totalidad del centenar de controladores de la plantilla, entre los 21 de la Torre de Control -que regula el movimiento de aterrizajes y despegues- y a los 80 controladores del centro de control TACC, que controla desde Manises el espacio aéreo de aeropuertos valencianos y murcianos.
Así, si antes en la torre había cuatro controladores en los turnos de día -siete horas-, con un descanso del 33% del tiempo, ahora generalmente hay tres controladores por turno, con sólo un 25% de descanso. En el turno de noche, de diez horas, han pasado de tres a dos personas, y el tiempo de descanso, antes el 50%, ahora es del 33%.
Esta reducción genera una aumento de trabajo, pero además los propios controladores se ven obligados a "acortar más aún sus descansos" cuando sus compañeros no dan abasto. "La atención es importantísima en nuestro trabajo. Ahora en verano se incrementa el tráfico y al reducir los descansos la concentración se ve seriamente afectada. No podemos rendir de la misma forma", avisan. "Supuestamente hay 24 movimientos por hora -despegues y aterrizajes- pero en marzo pasado llegamos a tener 34 por hora", explican.
Además, los sindicalistas, que han presentado varias quejas a la inspección de Trabajo y escritos a la empresa, denuncian que no se están cubriendo las bajas laborales y que se han creado "servicios forzosos", según los cuales en cualquier momento AENA puede obligar a un controlador a realizar un turno avisando sin apenas antelación, lo que en la práctica supone una "disponiblidad de 365 días al año durante las 24 horas bajo amenaza de expediente".
En todo este contexto, fuentes sindicales advierten de que "el número de sucesos ha aumentado bastante". En toda España, estos sucesos -situaciones deficientes que no llegan a catalogarse como incidentes o accidentes, aunque pueden conllevar riesgos- aumentaron un 51%; y los que más crecieron fueron los vinculados al control del tráfico aéreo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.


Enlaces recomendados: Premios Cine