22 de enero de 2012
22.01.2012
El rechazo al ajuste toma la calle

Unos 100.000 manifestantes claman por una educación pública sin recortes

Padres, alumnos y profesores censuran al Consell el ajuste económico que «afectará a la calidad» de la enseñanza pública

22.01.2012 | 02:04

Las calles se volvieron a llenar ayer en Valencia, los silbidos se escucharon de nuevo y las pancartas se desplegaron una vez más. Otra manifestación por los derechos sociales, en esta ocasión por la educación, recorrió el centro urbano de la capital y desbordó los transportes píublicos.

Más de cien mil personas, según fuentes de Intersindical, miembro de la Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic, organizadora del acto, dijeron «no» a los recortes en materia de educación que plantea el ejecutivo de Alberto Fabra. A las seis en punto de la tarde, la cabecera de la manifestación, formada por representantes de la Plataforma, salía desde la plaza de San Agustín. Dos horas más tarde, sobre las 20,15 horas, todavía había personas que iniciaban la marcha en ese mismo punto mientras la cabecera ya se encontraba llegando a la plaza de la Reina.

«Menos Luis Vuitton y más educación», «No es un crisis, es una estafa» o «Menys corrupció, més educació», fueron algunas de las consignas que cantaron los asistentes a la protesta. Era un grupo heterogéneo compuesto por mayores, jóvenes y niños, hombres y mujeres. La mayoría funcionarios docentes, pero acompañados por padres, madres y niños que han sufrido o sufrirán los recortes del Consell.

«En mi colegio nos apagan la calefacción a media mañana», comentaba Laura, de once años. «Es muy difícil conseguir una beca para pagar la matrícula de la universidad», apuntaba Carles, un joven de 18 años de Albal. «En nuestro instituto faltan profesores de inglés», comentaba Consol, directora del Tomás de Vilarroya, de Valencia.

Estas y otras muchas quejas similares eran la tónica y el desencadenante de los gritos de protesta durante la tarde-noche de ayer. Los recortes, que prevén la reducción del 50% del complemento salarial para formación, mandar al paro al profesorado interino en verano, o eliminar las aportaciones a los planes de pensión, medidas todas ellas que afectarán al personal docente, pretenden ahorrar 1.057 millones de euros a las enfermas arcas del gobierno valenciano.

Los políticos como fuente del mal
La mayoría de los presentes en el acto de ayer sostiene que estos miles de millones de euros se podrían recortar de otras partidas que no afectaran directamente al estado de bienestar. Sin duda alguna, una de las palabras más repetidas durante la manifestación fue «corrupción». «Los recortes queman más en una sociedad como la valenciana, hastiada de tanto político corrupto. Nosotros no tenemos porqué pagar el agujero que han dejado», lamentaba Mariam, maestra del IES Balears de Valencia.

Aunque la imaginación no voló tanto en las pancartas como en las consignas, el mensaje estaba claro: «no a les retallades», «Foc a les retallades» o «Basta recortes». En un plano más oficial, uno de los portavoces de la Plataforma y secretario de Acción Sindical de STEPV, Marc Candela, pidió «exigir la retirada del decreto de recortes salariales» aprobado por la Generalitat, así como «que se cubran bajas de profesores que no se están cubriendo. Quieren recortarnos un 20% de nuestro sueldo para pagar las facturas de su corrupción y del malgasto de los fondos públicos», sentenció.

Asimismo, la presidenta de FAPA-Valencia, María José Navarro, ha reclamado una mayor inversión en la escuela pública, que ahora tiene que reclamar «cosas tan básicas como el dinero para el funcionamiento de los centros para poder encender la calefacción». Miguel Ángel Vera, de la federación de enseñanza de CCOO, explicó que este es el inicio de una semana de protestas, ya que el lunes irán a los centros con camisetas negras, el martes por la tarde se harán actividades culturales y cenas en los colegios, y el jueves habrá concentraciones por la mañana y una manifestación por la tarde.

Además de la abultada presencia sindical, a la marcha también se unieron responsables de los partidos de la oposición en pleno, como Jorge Alarte (PSPV) o Enric Morera (Compromís). En Alicante, más de 40.000 personas, según coincidió la Policía y los convocantes, se echaron a las calles para protestar por los mismos motivos.

Batukada, dolçaina y niños, muchos niños
 «Yo vengo porque quiero que mi hija de dos años tenga una buena educación pública cuando sea mayor», contó a este diario Juan, del valenciano barrio de Orriols. Los niños fueron protagonistas durante el acto, hasta el punto que se pudo ver a alguno de ellos portando un ataúd, donde se veía escrito «educación».
En la manifestación también se pudo ver cientos de camisetas con el lema de «Stop a los recortes», así como tijeras, muchas tijeras. Los más de cien mil asistentes clamaron otras consignas como «el maestro luchando también está educando, «para los conejos y halcones el aeropuerto de Castellón y para los alumnos el barracón» o, de nuevo «más educación, menos corrupción». Gente de Xirivella, Torrent, Pedreguer, Oliva o Bellreguard pudo bailar y cantar acompañados de «dolçaina i tabalet», banda de música de Albar o Batukada. También se pudo ver carteles de «Se vende: educación» o pancartas solidarias con los afectados de Alkosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.


Enlaces recomendados: Premios Cine