Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Álvaro Rodríguez-Lescure: "Es inaceptable que los nuevos fármacos contra el cáncer no lleguen por igual a todas las comunidades"

Presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica y jefe del área en el Hospital General de Elx.

Álvaro Rodríguez-Lescure: "Es inaceptable que los nuevos fármacos contra el cáncer no lleguen por igual a todas las comunidades"

Álvaro Rodríguez-Lescure: "Es inaceptable que los nuevos fármacos contra el cáncer no lleguen por igual a todas las comunidades"

¿Qué le impulsó a dar el paso y presentarse para presidir la Sociedad?

Llega un momento en la carrera profesional, cuando adquieres un bagaje que te da una serie de conocimientos y experiencias que crees que te pueden habilitar para interactuar en otros planos, no solo asistencia, investigación y docencia. Con toda la humildad, te crees que estás capacitado para hacer muchas cosas. Es una vocación se servicio, por supuesto a mis colegas oncólogos pero también a la sociedad y, en particular, a los pacientes. En este plano podemos serles también muy útil, de otra manera.

¿Cuál es su proyecto para los próximos dos años?

Hay retos que vienen de largo, ya hay un camino trazado. La Sociedad tiene que ser el referente en cáncer en nuestro país, con una actividad centrada en divulgación, visibilización, información a los pacientes, promoción de la investigación y, muy importante, la interacción con la Administración: el ministerio, la Agencia Española del Medicamento y las comunidades autónomas. El más importante es conseguir un acceso rápido para todos los ciudadanos a la innovación terapéutica. También queremos mejorar nuestras becas de formación a nuevos oncólogos.

¿Hay equidad en los tratamientos de cáncer en todo el territorio español?

No. El acceso a los fármacos y el tiempo que tarda el paciente en recibir los nuevos tratamientos es dispar. Cuando el ministerio negocia el precio de los nuevos fármacos, luego empieza un rosario de actividades diversas en cada comunidad autónoma. Es inaceptable desde el punto de vista de la ciudadanía. Al final, las innovaciones llegan a todos, pero hay un trayecto temporal en el que no es homogéneo, aunque la tendencia en los últimos años es a mejorar. Lo que sí es generalizado es que el nivel de la oncología española es altísimo. Nuestra sociedad médica es la más antigua de Europa y la segunda del mundo, y hay un nivel de formación de residentes muy elevado.

¿En qué posición está la Comunidad Valenciana? ¿Es de las que recibe antes o después esas innovaciones?

No estamos en la cola en ese sentido. Hasta ahora ha habido un sistema centralizado en la Dirección General de Farmacia que sí ha dado al menos homogeneidad en toda la Comunitat. En otras regiones dependía incluso de cada hospital y generaba aún más desigualdad. El nivel de los oncólogos también es muy alto y nuestros médicos son reconocidos en toda España, también somos de las más productivas en investigación, junto a Cataluña y Madrid.

¿Cuáles son los principales retos en cuanto a esa investigación?

La medicina personalizada, de precisión. Tratar al paciente en el momento adecuado y con el fármaco adecuado. Actualmente, la tecnología nos permite ver qué características genéticas tiene el tumor, y nos permite obtener dianas genéticas con las que originar fármacos. En los últimos años ha aparecido también otro tipo de tratamiento, la inmunoterapia, que ha revolucionado de una forma muy importante la expectativa y el pronóstico de tumores que antes eran incurables. Empezamos a tener pacientes metastásicos cronificados durante años, incluso curados. Un ejemplo muy bueno es el melanoma metastásico, en el que no había tratamiento, y ahora se ha mejorado. También en el cáncer de pulmón, de muy mal pronóstico.

¿En qué consiste la inmunoterapia?

En aplicar anticuerpos que generan que el sistema inmunológico se pelee con el tumor. El siguiente paso son las terapias celulares, usar los linfocitos del propio paciente para tratarlos y programarlos para que luchen contra el tumor. Ya está funcionando en leucemias y algunos linfomas. Es muy complejo, cuando hablamos de cáncer hablamos de cientos de enfermedades distintas.

De hecho, en algunos tipos se han conseguido grandes avances y en otros apenas hay mejoras...

Sí, no se trata de decir que todo es estupendo y que todo el mundo se cura. Los avances que decía antes contrastan con los pocos que hemos tenido por ejemplo en el cáncer de páncreas. Son extremos y te indica que aún hay mucho por hacer en prevención, terapias de cribado, cáncer hereditario? la medicina de precisión es el principal caballo de batalla contra ellos.

También habló en su discurso de la prevención. ¿Cómo se previene un cáncer?

Hay una parte de los tumores que son claramente prevenibles. Hábitos tóxicos como tabaco y el alcohol son muy conocidos y, aunque está muy manida la frase, hay que repetirlo: hay cánceres que están vinculados a ellos. Evitar el alcohol, las quemaduras solares y cuidar los hábitos saludables. No hay dietas que curen el cáncer, pero sí la alimentación, durante años, como hábito de salud, tiene relación con él. Dietas muy calóricas, la obesidad o el sedentarismo, lo favorecen. También hay otros factores como la vacunación, por ejemplo contra el virus del papiloma, que desarrolla cáncer de cuello uterino, de pene o faringe. En cuestiones médicas, se previene identificando los cánceres hereditarios, que son del 8 al 10 %. Prevenir es mucho más barato que tratar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats