El nombre de Mireia Pascual se adhirió hace tres años al prestigioso cómputo de ganadores y ganadoras de los Premios Talento Joven de la Comunitat Valenciana, organizado por Levante-EMV y Bankia, al recibir la distinción en la categoría de Acción Social en la quinta edición del certamen. Licenciada en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández (UMH) y con dos másteres en su currículo, inició su proyecto personal —la revista InDependientes, propuesta con la que ganó el galardón—, al sumergirse en el mundo de las adicciones.

Defensora de un modelo social libre de estereotipos, asegura que este evento «me ha otorgado mucha notoriedad, pero lo más importante es que reconoce las ideas muy validas de muchos jóvenes que no se están valorando».

En 2018 ganaste el premio Talento Joven en la categoría de Acción Social tras varios años presentando tu propuesta. ¿Por qué decidiste apostar por este certamen?

Me parecía muy interesante porque premia el esfuerzo diario. Cada día aprendemos cosas nuevas, me gusta fijarme en lo que hago menos bien para mejorarlo. Aunque, de vez en cuando, necesito alguna recompensa que me ayude a confirmar que aquello que hago diariamente tiene sentido. No es que sea imprescindible obtener recompensas, pero sí motiva.

¿Cómo ha evolucionado tu carrera profesional desde entonces?

Sigo trabajando como periodista autónoma para varias entidades, todas ellas relacionadas con el campo de las adicciones, un trabajo que verdaderamente me apasiona. Intento mantener activo mi campo creativo, por eso ahora estoy centrada en editar un cuento dirigido a hijos e hijas de personas con trastorno adictivo para que se publique en 2021. Creo que son los grandes olvidados de las consecuencias de la adicción y que faltan muchos materiales para poder trabajar cosas tan básicas como la vorágine emocional a la que se enfrentan en sus hogares. Además, sigo con la revista InDependientes.

¿Cuál es la importancia de que se celebren este tipo de eventos? 

Socialmente parece que hay un discurso instaurado respecto a los jóvenes: personas a las que solo les va la fiesta, salir con sus amigos, estudiar poco y esforzarse menos. No es cierto. Este tipo de certámenes ayudan a combatir esta imagen errónea. Hay mucho talento, muchas ideas y jóvenes muy capaces a los que no se les está valorando. Es fundamental que esto cambie si queremos evitar la fuga de jóvenes talentos.

¿Este galardón te otorgó mayor notoriedad en el campo de la comunicación?

Sí, algunas personas recuerdan que gané este premio, así como el Reina Sofía en 2013, cuando me conocen. Esto me ha ayudado a dar mayor visibilidad a mi trabajo.

"La persona con adicción, más si es mujer, no cumple con las normas socialmente establecidas y se le señala por ello. Los medios deben hacer un tratamiento que hable de potencialidad rehabilitadora"

Mireia Pascual - Ganadora de la V edición de los Premios Talento Joven en la categoría de Acción Social

Has hablado de la edición de un libro infantil, el proyecto en el que has invertido los 6.000 euros del premio de Talento Joven. ¿Qué mensaje necesitan aprender los más pequeños?

Tenemos mucho que transmitirles, pero también mucho que aprender de ellos y ellas, como la capacidad de asombrarnos y de expresar emocionalmente lo que sentimos sin dejar que esto nos ahogue desde dentro. Los niños y niñas que viven en una casa con un problema de adicción se enteran de que algo no marcha bien, pero nuestra visión como adultos nos hace creer que no se enteran. Sin embargo, sufren mucho los cambios de humor bruscos del progenitor con trastorno adictivo, ambientes disruptivos, etc. Me sorprende que, pese a esto, haya pocos materiales que permitan trabajar lo que están viviendo. Por eso, consideré necesario invertir el dinero del premio en hacer algo para ellos, algo que les trasmitiera un mensaje que puedan entender, siempre de la mano de profesionales especializados. 

¿Cuáles son tus metas futuras en el campo de la divulgación?

Mi meta principal es intentar ser mejor persona cada día, aprender de las personas en proceso de rehabilitación y de otras muchas lecciones para poder aplicarlas en mi vida personal y profesional, ayudando a transmitir valores que considero la base de la humanidad: solidaridad, ayuda mutua y empatía. De ahí que mi mente cree cosas como este cuento junto a mi amiga, la ilustradora María Molina. En el campo del periodismo, me preocupan dos cosas fundamentalmente: los bulos y su proliferación y la falta de confianza de la ciudadanía en los medios

¿Cuáles son los deberes pendientes de los medios de comunicación?

Romper con el estigma para mí es lo fundamental. La persona con adicción, más si es mujer, no cumple con las normas socialmente establecidas y se le señala por ello. Los medios deben hacer un tratamiento que hable de potencialidad rehabilitadora. Sin embargo, se obvia la afectación de la adicción sobre la salud pública y se pone el foco en temas como molestia al vecindario, que ensucian las calles o que hay delincuentes viviendo en el barrio, entre otros. Además de una buena documentación previa, lo que necesitamos como sociedad es un periodismo más reposado, reflexivo e investigador.

CÓMO PARTICIPAR

La VIII edición de los Premios Talento Joven reconoce la potencialidad de la juventud valenciana y mantiene abierto el plazo de presentación de candidaturas hasta el 30 de noviembre en las categorías de Deporte, Acción Social, Empresa, Cultura y Ciencia. Si tienes entre 18 y 35 años y una idea innovadora, puedes consultar las bases e inscribirte en www.talentojovencv.com o escaneando el código QR.


María Giménez: "En la Comunitat Valenciana hay muchísimos jóvenes con talento y vocación social"