Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Taula: 5 años y sin final a la vista

La macrocausa judicial que investiga la presunta corrupción en Ciegsa, la Diputación y el Ayuntamiento de València suma ya nueve piezas separadas de las que sólo se ha cerrado la instrucción en una - Los investigados pasan del centenar

Taula: 5 años y sin final a la vista

Taula: 5 años y sin final a la vista

El caso Taula es la macrocausa de corrupción más voluminosa y con más imputados que investiga la justicia valenciana. Más de un centenar de investigados en nueve piezas separadas que mañana cumplen cinco años de vida judicial. El 26 de enero de 2016 estalló la macro operación judicial dirigida por el Juzgado de Instrucción 18 de València y la Fiscalía Anticorrupción en la que la unidad central operativa (UCO) de la Guardia Civil realizó 24 detenciones y 33 registros.

Entre los arrestados, ilustres protagonistas de la política valenciana de los últimos años como el expresidente de la Diputación de València y del PP provincial Alfonso Rus y sus más estrechos colaboradores. También se registró el grupo municipal del Partido Popular del Ayuntamiento de València que acabó con medio centenar de ediles, exconcejales y asesores investigados por un presunto pitufeo (blanqueo de dinero en pequeñas cantidades) supuestamente cometido durante las elecciones de 2015. El caso salpicó a la exalcaldesa Rita Barberá, que falleció el 23 noviembre de 2016 tras declarar en el Supremo por esta causa, ya que entonces era senadora y aforada.

Dinero en «B»

El mastodonte judicial del caso Taula investiga la presunta corrupción orquestada por dirigentes del PP de València ciudad y la provincia para conseguir el cobro de mordidas en la Generalitat, la Diputación y el Ayuntamiento de València para supuestamente obtener dinero en «B» con el que financiar las costosas campañas electorales que se organizaban en la pasada década. Taula era la estructura provincial y local del entramado a nivel autonómico que montó la trama Gürtel y del que se benefició el PPCV para concurrir dopado a las elecciones de 2007 y 2008.

Con el tiempo, la macrocausa se desplegó en nueve piezas separadas. La primera, la pieza A, afecta al medio centenar de concejales, exediles y asesores que supuestamente colaboraron en el pitufeo de las elecciones de 2015. Aunque la aparición de nueva documentación obligó a crear una especie de subpieza que investiga la trama supuestamente orquestada por el exvicealcalde de València Alfonso Grau para financiar ilegalmente al partido en la ciudad a través de las comisiones que cobraba a contratistas municipales a través de la consultora Laterne Product Council.

La pieza separada«E investiga los contratos adjudicados por la concejalía de Cultura cuando estaba dirigida por María José Alcón (fallecida el 16 de junio de 2018), en los que supuestamente medió el autoconfeso yonqui del dinero, Marcos Benavent.

Otra de las esferas corruptas que investiga el caso Taula es la creada en la Diputación de València y la empresa pública Imelsa, supuestamente orquestada por Alfonso Rus y el gerente de Imelsa de 2007 a 2014, Benavent. En este ámbito se investiga la adjudicación del conocido como call center de la diputación (pieza D con 12 investigados) y los contratos zombis (cobraban un sueldo público sin ir a trabajar, con 21 investigados en la pieza B), además de la supuesta operativa internacional orquestada por Alfonso Rus por blanqueo de capitales (pieza C).

La gestión de Máximo Caturla (que cuenta con su propia pieza por alzamiento de bienes) en la empresa pública Ciegsa, dedicada a construir colegios, se rastrea en la pieza G presuntamente por el cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones amañadas.

Ciegsa también tuvo sus propios zombis que se investigan en la pieza F. Y cierra la retahíla la pieza J, que indaga sobre concursos amañados adjudicados a la firma Thematica Events, que financió campañas locales a candidatos del Partido Popular.

Aunque no está investigado por el pitufeo ya que había abandonado la política por el caso Nóos (en marzo de 2015, por el que fue absuelto) se le investiga por ser el presunto recaudador de la caja «B» del PP de València en las elecciones de 2007 y 2011.

El «arrepentido» del caso Taula, tras permanecer «desaparecido» durante cinco meses, ha colaborado desde su reaparición con la justicia. Validó las grabaciones que originaron la investigación inicial por la Fiscalía Anticorrupción en 2014.

Al expresidente de la diputación y exalcalde de Xàtiva se le investiga por dar presunta cobertura a la trama corrupta en la Diputación de València presidida por él. Los investigadores del caso Taula también rastrean si blanqueó dinero a través de sus empresas.

El economista Máximo Caturla aparece en las grabaciones del caso Taula como la pieza clave en la trama de comisiones. Se le investiga en dos piezas separadas por los contratos adjudicados en Ciegsa a cambio de presuntas mordidas y por alzamiento de bienes.

La intención es cerrar las piezas en 2021

La instrucción del caso Taula permanece ralentizada en el Juzgado de Instrucción 18, por problemas de salud del magistrado titular, que fue sustituido por una jueza el pasado 28 de octubre. Esta magistrada ya ha dictado un auto de procedimiento abreviado de la pieza separada J sobre Thematica Events y dio por finalizada la instrucción de la pieza A del pitufeo y el delito electoral por lo que las defensas esperan otro auto previo a la apertura de juicio en breve. La intención de los investigadores es poder cerrar las piezas separadas a lo largo del año 2021.

Compartir el artículo

stats