Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exdiputada Sandra Juliá se da de baja como afiliada en Ciudadanos con críticas a Arrimadas

Ocupó escaño en el Congreso durante dos legislaturas y asegura que Cs es ahora "alfombra del sanchismo"

La exdiputada de Ciudadanos en el Congreso Sandra Juliá

La exdiputada de Ciudadanos en el Congreso Sandra Juliá

La exdiputada por Castelló en el Congreso de los Diputados en dos legislaturas distintas, Sandra Juliá, ha anunciado esta tarde que se da de baja como militante en Ciudadanos. Juliá lanza sus críticas contra la presidenta nacional, Inés Arrimadas, en la línea argumental que han empleado los cuatro diputados que en los últimos días han abandonado el grupo de Ciudadanos en las Corts. En este momento Juliá no tenía cargo público y solo era afiliada.

Juliá asegura que Ciudadanos se ha convertido en "alfombra" del sanchismo y sus socios y lanza una crítica al asegurar que dentro del partido se aparta a personas "competentes" por no ser palmeros o que se culpa a los afiliados y votantes de los propios errores de la líder y su equipo.

La pasada semana el que era hasta el viernes el tercer partido en el parlamento valenciano, y que en abril de 2019 consiguió casi medio millón de votos, saltó por los aires, si no había implosionado ya con la huida al PP hace mes y medio de su exlíder, Toni Cantó. El grupo ha permanecido compacto exactamente lo mismo que en la primera legislatura en la que aterrizó en las Corts: dos años. Cuatro diputados, Jesús Salmerón, José Antonio Martínez, que es síndic adjunto, Cristina Gabarda y Sunsi Sanchis anunciaron que dejaban el grupo de Cs, pero que mantendrán el escaño, como adelantó este diario un día antes, y estaba previsto desde hace días.

La elección del día para anunciar el portazo tampoco fue casual. Era un guiño en toda regla al nuevo líder del PP, Carlos Mazón, al que ofrecían a su llegada a València el estallido del grupo de Cs para ayudarle en su camino hacia la reconstrucción del centroderecha, objetivo inmediato de Mazón.

Los diputados díscolos se justifican en que cambia la línea ideológica del partido, no ellos. Es el mismo hilo argumental que han seguido todos y cada uno de los que en estos años han abandonado el proyecto. Y no son pocos. «No queremos ser muleta del sanchismo, que ha pactado con quienes quieren romper España y destrozar la C. Valenciana», señalan en el escrito que hicieron público.

Y añaden que la dirección de Inés Arrimadas no ha asumido la responsabilidad por los malos resultados de las elecciones catalanas de febrero y las madrileñas del martes, ni de la operación de la moción de censura de Murcia que abrió la caja de los truenos.

Ciudadanos ha exigido a los cuatro diputados que devuelvan el acta, en virtud del compromiso suscrito a través de la Carta Ética y el pacto antitransfuguismo en las Corts que ellos mismos votaron pocos días antes de marcharse

Ciudadanos califica lo ocurrido de lamentable y vergonzoso y acusa a los huidos de degradar la política a niveles ínfimos y de poner los escaños al servicio personal faltando el respeto a los afiliados, dijo la síndica, Ruth Merino.

Compartir el artículo

stats