Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig se aleja de Susana Díaz tras apoyarla en 2017 en su duelo con Sánchez

«Cada uno tiene su tiempo», afirma sobre las primarias del PSOE en Andalucía, un mensaje que parece dirigido a la expresidenta autonómica

Juan Espadas y Susana Díaz, en el debate de primarias andaluzas. Detrás, el tercer aspirante. | E. PRESS

Ximo Puig se vio en la tesitura al inicio del otoño de 2016 de dimitir de la ejecutiva del PSOE. No entraba en sus planes, pero al final fue necesario para que salieran las cuentas y forzar a Pedro Sánchez a dimitir de la secretaría general. Aquel proceso dramático derivó en unas primarias en 2017 que ya se sabe cómo acabaron: con Sánchez repuesto al mando del partido y con la candidata oficial, Susana Díaz, derrotada. Puig se mojó en ese episodio a favor de la entonces presidenta andaluza, a la que apoyó públicamente. Cuatro años después, Puig es uno de los baluartes territoriales de Sánchez, hoy presidente del Gobierno, con el que ha recompuesto además una relación rota y, en cambio, muestra distanciamiento público de Díaz en las vísperas de unas nuevas primarias, andaluzas en esta ocasión.

El secretario general del PSPV realizó ayer unas declaraciones sutiles sobre el proceso andaluz pero cargadas de contenido para quien quisiera leer entre líneas. «Cada uno tiene su tiempo y tiene sus posibilidades de actuar para beneficio del interés general», dijo en una entrevista en Onda Cero, en la que animó a los militantes a «votar lo que les convenga para volver a ganar la Junta de Andalucía».

La frase «cada uno tiene su tiempo» tiene un significado especial si se tiene en cuenta que Díaz ya no es hoy presidenta de Andalucía, tras sumar una mayoría los tres partidos de la derecha en las últimas elecciones autonómicas.

Puig, no obstante, también abogó ayer por «no dramatizar» sobre las primarias del PSOE andaluz, donde los militantes elegirán entre Díaz y Juan Espadas.

Compartir el artículo

stats