Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las familias solo podrán entrar a los colegios si lo autorizan los centros

El protocolo de Educación y Sanidad marca que «se priorizará» el uso del teléfono y el correo electrónico, además de los trámites por internet

La atención a las familias en los colegios se mantiene a distancia el próximo cursoc

La atención a las familias en los colegios se mantiene a distancia el próximo cursoc

Los centros educativos mantendrán para el curso que empieza en apenas unos días la atención a distancia a las familias de su alumnado. Así lo recoge el protocolo actualizado con las medidas que definirán, al menos, el inicio del 2020-21, que en buena parte son continuistas de las ya conocidas por toda la comunidad educativa.

El texto de las conselleries de Educación y Sanidad indica que el teléfono, el correo electrónico y las plataformas online de la Conselleria de Educación serán las herramientas fundamentales para que el profesorado traslade a casa las noticias e incidencias del alumnado.

En concreto, el protocolo dice literalmente que «se priorizará la comunicación con las familias mediante teléfono, correo electrónico, mensajes o correo ordinario y se facilitarán las gestiones telemáticas».

Eso sí, añade que padres y madres «podrán entrar al edificio escolar en caso de que el profesorado o el equipo directivo así lo considere, cumpliendo siempre las medidas de prevención e higiene y, en ningún caso, si presentan cualquier síntoma compatible con covid-19».

Los centros educativos ya funcionaron de esta manera en 2020-21, pues las instrucciones apuntaban que se debía limitar el acceso a las instalaciones a personas externas a los centros, un punto que actualmente no aparece, si bien sí se indica que en todo caso deben limitarse los contactos. Los últimos meses, los accesos a los centros —si se dieron— fueron con cita previa y, en muchos casos, colegios e institutos aprovecharon los espacios al aire para, por ejemplo, organizar la entrega de notas.

Acompañamiento en exteriores

Sobre el acceso a los centros, el protocolo actualizado apunta que los más pequeños no podrán ser acompañados por sus progenitores los primeros días de colegio, lo que se ha hecho tradicionalmente para facilitar los cambios y su adaptación en el primer curso de Infantil (dos o tres años).

Eso sí, sí será posible realizar este acompañamiento al aire libre, en el patio. Como se puede leer, la limitación afecta a los espacios del interior, ya que se detalla que «durante el periodo de incorporación progresiva en el centro del nuevo alumnado de Educación Infantil, no estará permitida la participación y la colaboración de los progenitores y las progenitoras dentro del aula».

Por otro lado pero también en relación a las familias, parece que el nuevo curso también se verá limitada la actividad de las ampa, como los dos últimos años.

Si bien el texto no hace mención expresa a las ampa, sí se indica que «para limitar el número de personas presentes en un espacio simultáneamente, se evitarán las asambleas o reuniones presenciales tratando de realizarlas de forma telemática». Además, «los centros educativos promoverán que las reuniones de coordinación y aquellas otras actividades no lectivas que sea posible se realicen de forma telemática». De esto se deduce que tiene limitaciones tanta la actividad de las ampa como la de los claustros docentes que, en muchos casos, también acabaron el curso e hicieron las evaluaciones online.

Y es que, a falta de saber cuál será la situación concreta para el inicio de curso, que será el próximo 8 de septiembre, todo apunta a que las clases deberán retomarse con la guardia bien alta en cuanto a prevención, frente a un virus que, como ya se ha podido comprobar, no permite relajarse ni confiarse y ante un número de contagios más alto que cuando se despidió el 2020-21.

Compartir el artículo

stats