Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Sois la vanguardia del compromiso y el sacrificio durante la pandemia"

Gloria Calero aprovecha el Día de la Guardia Civil, en el que se impusieron 73 condecoraciones, para reconocer el trabajo "callado pero firme" del Cuerpo

57

Día del Pilar, patrona de la Guardia Civil

Una celebración del Pilar, la patrona de la Guardia Civil, especialmente emotiva, pero austera y marcada aún por la pandemia: sin desfile y con poco público. Así fue el acto de la festividad del instituto armado en València, celebrado ayer el patio del acuartelamiento de Cantarranas, en el que se impusieron 73 condecoraciones y hubo un acto especialmente sentido: el de la despedida de la bandera, protagonizado por el hasta hace unos días jefe máximo del Cuerpo en la C. Valenciana, el general de brigada José Hermida, y el también exjefe de València y después Mando de Operaciones, el teniente general Fernando Santafé.

El teniente general Fernando Santafé, durante su intervención. Germán caballero

En ese marco, la delegada del Gobierno, Gloria Calero, aprovechó para despedirse de manera personal y emotiva de Hermida, a quien describió como «ejemplo de servidor público» y de quien alabó su carácter «sereno y reflexivo» y «firme, pero sensible a los problemas de la sociedad actual», y sobre quien sentenció: «No se puede ser un buen dirigente sin ser una buena persona. Y eso es lo que eres tú: una buena persona. Ya se te echa de menos».

El general José Hermida, en su beso de despedida a la bandera, su último acto oficial. Germán Caballero

Hermida fue el primer condecorado: recibió la Gran Cruz del Mérito de la Guardia Civil. Tras él, recibieron su reconocimiento 72 personas más, en su mayoría guardias civiles —entre ellos, el teniente coronel Javier Sánchez Ferragut, jefe de Tráfico de la C. Valenciana, o el también teniente coronel José Celdrán, actual jefe accidental de la Comandancia de València—, de las que destacan la cruz al mérito con distinto rojo impuesta al guardia de Canals David Soriano por jugarse la vida para salvar a varias personas en una riada en 2019 y la Cruz de Plata al sargento David Moreno por la desarticulación de una red que estafó a cientos de personas de todo el mundo desde València y que se saldó con 60 detenidos.

En su alocución, Calero ensalzó el papel de la Guardia Civil durante la pandemia. «Sois la vanguardia del ejemplo de compromiso y responsabilidad individual y colectivo que el pueblo español ha dado», dijo, citando al ministro del Interior. Y destacó que «hoy es un día de orgullo y de reconocimiento de la sociedad valenciana y española a la labor que realiza este cuerpo de manera callada pero firme».

Santafé, por su parte, habló en nombre de los cinco que despidieron la bandera. «No es una despedida», enfatizó, «sino una presentación, una puesta a disposición» de «este trozo de tela que simboliza la patria, España, y con ella a los hombres y mujeres a quienes servimos, abrazando los ideales de solidaridad, de espíritu benemérito, de salvaguarda de la ley ante la cual todos somos iguales y de lealtad a las instituciones de la nación, valores que representan la noción de sociedad civilizada y libre donde todos cabemos y solo se excluyen a sí mismos los que se arrogan la razón única, con desprecio de las que puedan tener los demás que con ellos conviven», resumió.

El teniente general tuvo un sentido recuerdo «para los mejores, los que nos dejaron» y también para las familias de los guardias civiles.

Compartir el artículo

stats