Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vacunación anticovid rebaja el peligro pese al repunte de un 70% de casos

Los expertos explican que ahora hay que fijarse en los ingresos más que en la incidencia

Tercera dosis para inmunodeprimidos en el hospital de campaña de La Fe | M. M.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, lo advertía por la mañana y los datos oficiales de la tarde de ayer lo confirmaban: el fin de semana se cierra con 509 nuevos contagios de coronavirus, un repunte de casos del 70 % con respecto al mismo día de la semana pasada y que dibuja el peor lunes desde el pasado 20 de septiembre.

Los datos de la incidencia acumulada de casos a 7 y a 14 días de la semana pasada ya auguraban este repunte. Fueron apenas décimas de subida —de los 31,48 casos por 100.000 habitantes del miércoles a los 31,83 del jueves y a los 32,11 del viernes— pero era la constatación de un cambio de tendencia tras la bajada constante desde agosto. El repunte se produce justo nueve días del levantamiento de restricciones de horarios y aforos. La experiencia de cinco oleadas consecutivas hacen pensar que un aumento de casos de un 70 % son la antesala, sí o sí, de una sexta ola con consecuencias nefastas en hospitales y en número de fallecidos. Tanto Puig como expertos en Salud Pública aplacaban ayer este miedo recordando que la alta cobertura vacunal contra la covid-19 reducía esta posibilidad. «No se dan las circunstancias para hablar de una sexta ola por el gran escudo que supone la vacunación», apuntaba Puig.

Los expertos, por su parte, piden cambiar la forma de mirar los parámetros de la pandemia tras la entrada en juego, precisamente, de esa vacunación masiva. «La incidencia de casos hay que seguir mirándola porque te avisa de lo que viene pero lo que ahora nos debe preocupar es el avance de los ingresos. Es donde nos debemos fijar más», explicaba ayer Salvador Peiró, experto en Salud Pública e investigador de Fisabio. De hecho, para Peiró la quinta ola ya había sido un ensayo de lo que ahora se verá: incidencias altas del virus pero con un impacto «relativo» en la saturación de los hospitales, ya que, cabe recordar que la vacuna está diseñada para evitar los cuadros graves de la covid-19 y la posibilidad de muerte pero no exime de poderse y poder contagiar.

«Con este cambio deberíamos modificar también los umbrales de los niveles de riesgo y fijarnos en los niveles de ingresos para fijar las medidas restrictivas. Ahora seguimos especialmente los brotes, sobre todo los muy numerosos en sitios cerrados que son los que pueden generar mayores problemas», apuntó. Y sí, en este caso, el repunte de positivos ha venido acompañado de un repunte de personas en hospitales: de los 143 del viernes a los 175 de ayer. Suele ser así todos los lunes pero el porcentaje de aumento de personas hospitalizadas es el mayor de las últimas semanas.

Mientras la Conselleria de Sanidad prepara la campaña contra la gripe y la inoculación de las terceras dosis en mayores de 70 años, en los hospitales de campaña (como en el de La Fe en la imagen) siguen vacunando con este tercer pinchazo a los pacientes inmunodeprimidos. El president del Consell, Ximo Puig, instó ayer de nuevo al 10 % de valencianos sin vacunar, a que lo hagan.

Compartir el artículo

stats