Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La confederación de ampa anima a comprar los libros LGTBI vetados en los IES

Los directores de institutos consideran que la «desafortunada» decisión del juzgado de Castelló «recuerda demasiado a otros tiempos»

Rubén Pacheco, en el centro, junto a otros miembros de Fampa-València, ayer, en Vivers. | LEVANTE-EMV

La Confederación de ampa Gonzalo Anaya, que agrupa a un millar de asociaciones de familias de toda la Comunitat Valenciana, ha pedido que se promueva en los centros educativos la lectura de los libros divulgativos sobre temática LGTBI+ que ha «secuestrado» la jueza de Castelló, como publicó este periódico. Así lo escenificaron ayer, en la Fira del Llibre de València, donde la junta directiva de la confederación fue expresamente para adquirir algunos de los títulos, de autoras y autores valencianos y otros nacionales e internacionales.

Con esta acción, las ampa han querido poner en valor la libertad de expresión y el derecho a una educación inclusiva. «Queremos evidenciar que las familias y las ampa consideramos necesarios estos materiales para educar y formar el alumnado en la diversidad sexual, familiar y de género», explicaba ayer Rubén Pacheco, presidente de la Gonzalo Anaya.

Asimismo, piden a las familias asociadas desterrar todo tipo de odio y de discriminación que pueda afectar el sistema educativo formal y no formal y, por lo tanto, a sus protagonistas principales: el alumnado, hijos e hijas con todas sus individualidades y diversidades, apuntan.

Al mismo tiempo, animan a las familias y las asociaciones a incorporarlos en las bibliotecas de los centros a través del Plan Lector y del Plan de Igualdad y Convivencia.

Falsos debates

Por su parte, también se han manifestado los equipos directivos de los institutos públicos. La Associació de Directores i Directors (Adies-PV) ha trasladado públicamente su «disconformidad» por las medidas cautelarísimas dictadas por el juzgado, que pedían la retirada de los centros de Castelló de los lotes de libros LGTBI facilitados por el ayuntamiento de la ciudad. «Estas medidas se traducen de facto en un verdadero acto de censura», denunciaron ayer a Levante-EMV.

Los directores y directoras recuerdan que en las aulas llevan años «aplicando la normativa referida a la educación en valores como herramienta imprescindible para garantizar la transversalidad curricular y conseguir la formación integral de nuestro alumnado». Se trata de aprendizajes que propician «la formación integral destacan el libre acceso y contraste de la información y el conocimiento, la de cultura del esfuerzo, la igualdad, la justicia, el respecto al diferente, la diversidad y la cultura democrática». Es un conjunto de valores que creen «comúnmente aceptados y enmarcados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos», ahondan.

Desde la asociación afirman que la decisión judicial —que el Ayuntamiento de Castelló ha recurrido— es «lamentable y extemporánea». «Este tipo de desafortunadas y llamativas decisiones judiciales en pleno siglo XXI recuerdan demasiado a otros tiempos aciagos y tenebrosos donde el ejercicio del poder iba en dirección contraria al libre acceso al conocimiento, la ciencia, la cultura y la libertad», critica Adies-PV.

«Como responsables educativos no podemos aceptar que estos interesados y falsos debates se apoderen del necesario desarrollo de nuestra tarea formativa en el seno de la comunidad educativa y en un país libre, democrático e integrado en el proyecto común de la Unión Europea», concluyen.

El consistorio de la Plana ha presentado alegaciones a la sentencia, defendiendo que la donación de los títulos está dentro del «marco legal y es conforme a derecho». La noticia de la decisión judicial ha ocasionado en las últimas semanas muchas reacciones en contra de asociaciones como Lambda, sindicatos docentes, representantes políticos y también de los inspectores de Educación, dentro y fuera de la Comunitat Valenciana.

«No se aceptan retrocesos en una sociedad democrática»

«Tenemos a nuestro alcance toda la formación y los libros de una sociedad libre y democrática que no puede aceptar ningún retroceso en derechos y libertades», explica Rubén Pacheco, presidente de la confederación de ampa Gonzalo Anaya. Por eso, insiste en la importancia de que las familias acompañen a sus hijos e hijas, con educación afectiva y sexual y rechazando roles de género y actitudes LGTBIfóbicas. En este sentido, se retomará la colaboración con Lambda en el Pla Diversia.

Compartir el artículo

stats