Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de renovación total del PSPV en las provincias

La dirección de Puig declara neutralidad, pero los movimientos en la ejecutiva encauzan candidaturas de cambio en los tres territorios

Mercedes Caballero se dirige a los delegados de su grupo en el congreso de Benidorm. | LEVANTE-EMV

La máxima socialista de «congreso a congreso» lleva a que, superado el ‘nacional’ del PSPV, los focos recaigan sobre los provinciales. Y todo se encamina, a la vista de las decisiones del último fin de semana en Benidorm, hacia una renovación de liderazgos. Como mínimo, todo indica que va a haber confrontación. La dirección ‘de país’, de Ximo Puig, reitera la consigna de neutralidad, pero existen movimientos coordinados, como la composición de la ejecutiva ‘nacional’, que apuntan hacia una renovación completa.

Puede no ser oficial, pero cada día es menos secreto que el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, va lanzado a disputar a Mercedes Caballero la secretaría general del partido en la provincia de València. La salida del alcalde de la ejecutiva nacional es el indicio más evidente de esta voluntad. Nadie lo dice en público, pero en su entorno aseguran que está todo preparado. Otra prueba de que la no incorporación de Bielsa a la dirección no ha sido conflictiva, sino más bien al contrario, es la entrada de uno de los alcaldes más próximos a él, José Antonio Sagredo (Paterna).

Para Caballero, por contra, las circunstancias son muy distintas a las de 2017. Entonces el sector alrededor de José Luis Ábalos aspiraba a ser el mayoritario del partido y tenía el aval y la protección de Pedro Sánchez tras el entregado apoyo a este en la batalla por recuperar la secretaría general, en la que Puig había estado en el otro lado. En ese contexto, la dirección autonómica plegó velas cuando Caballero optó a la provincial de València, puesto que había ocupado Ábalos antes.

El panorama es distinto hoy, con Puig reelegido con más del 90 % del apoyo de los 475 delegados, de los que pudo verse que Caballero representaba a alrededor del 10 %. Peleó, como es norma congresual, por hacer valer y hacer visible ese espacio de poder para, al final, asumir un acuerdo que se puede presentar de forma más favorable (cuatro puestos en la ejecutiva) o menos (dos fieles del ‘abalismo’ y dos que se han alejado: Juan Carlos Fulgencio y Maite Girau).

Al margen de cifras, el gran cambio ahora con respecto a este sector es que ha perdido la protección de Ferraz. Por ello, no hay trabas al lanzamiento de Bielsa. Al contrario, Con todo, en el círculo más próximo a Puig ya alertan frente a tentaciones «personalistas». Jorge Rodríguez viene pronto al recuerdo.

La dirección autonómica también se afirma neutral sobre lo que suceda en la provincia de Alicante, donde es segura la renovación. La presencia en la ejecutiva del actual líder, José Chulvi, así lo indica. A su vez, otra entrada, la de Rubén Alfaro, debilita las opciones del exalcalde de Elx y exmiembro de la dirección federal Alejandro Soler. El camino va quedando limpio así para el alcalde de Alcoi, Toni Francés. Los movimientos en la ejecutiva también le han favorecido.

El escenario que se vislumbra en Castelló también es de primarias. El actual secretario general provincial, el diputado de Morella Ernest Blanch, que ganó el puesto en 2017 a pesar de no ser el favorito de la dirección de Puig, aspira a optar a la reelección. Pero va a tener alternativa, si se confirma (los procesos no se abrirán hasta principios de 2022): el alcalde de l’Alcora, Samuel Falomir.

Las decisiones del congreso ‘nacional’ también pueden influir en lo que suceda. Grandes apoyos de Blanch como Francesc Colomer y María José Salvador han encontrado acomodo en la nueva ejecutiva. Y la principal aliada de Falomir, la alcaldesa de la Vall d’Uixó, Tania Baños, ha sido reconocida con uno de los cargos de peso de la dirección de Puig (Acción electoral). Es un empujón en la sombra al joven de l’Alcora. No obstante, el entorno de Blanch apela a la lección de unidad emanada del congreso de Benidorm para no descartar un proyecto unitario. Pero los aires, ahora, son de renovación en las provincias, esa estructura poco grata históricamente en el PSPV pero que se ha ido afianzando.

Compartir el artículo

stats