Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un condenado en el caso Blasco recupera un proyecto de cooperación en Perú

El fotoperiodista y cooperante Fernando Darder presenta una iniciativa con Esperanza sin Fronteras

El fotoperiodista y cooperante Fernando Darder, alma máter de la organización no gubernamental (ONG) Esperanza sin Fronteras, resetea y comienza nueva etapa con un proyecto que quiere impulsar en Perú, donde ya ha trabajado. «Es mi renacimiento», asegura tras pasar su particular travesía por el desierto.

Darder fue condenado en abril de 2020 en las piezas 2 y 3 del caso Blasco por malversación de caudales públicos en grado de tentativa y prevaricación administrativa a tres meses de prisión por el fallido proyecto del Hospital de Haití, tras aplicarle las atenuantes de reparación parcial del daño (reintegró 5.000 euros), dilaciones indebidas y confesión tardía de los hechos.

La sentencia está pendiente del recurso ante el Supremo. «Sigo con un manto oscuro de culpabilidad de algo que no he hecho, porque siempre me he dedicado a salvar vidas» asegura sobre su trayectoria en la cooperación internacional que comenzó en 1986 con la ONG Esperanza sin fronteras que él preside desde 1998. «Me jodieron la vida», asegura en referencia a su implicación en el caso Blasco. «Ojalá me hubiera estrellado antes de conocerlos», asegura en referencia a Rafael Blasco y sus altos cargos condenados por desviar ayudas a la Cooperación.

Darder aseguró en su derecho a la última palabra en el juicio que «nunca me he llevado dinero de la cooperación. He sido un crack de la cooperación de la emergencia de la Comunitat Valenciana. Fui el primero en poner toda la carne en el asador, pero me han arruinado la vida». Ahora vende lotería para impulsar el proyecto en Perú: «Con 32.000 euros alimentaremos un año a huérfanos en Perú». Iniciativa que presentará mañana en un restaurante de València.

Compartir el artículo

stats