Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Queremos introducir una reflexión ética en los servicios sociales"

Xavier Uceda, secretario autonómico de Planificación del Sistema, explica qué son los comités de ética previstos por Igualtat

Xavier Uceda, secretario autonómico de Planificación del Sistema, en su despacho en València. | FERNANDO BUSTAMANTE

¿Qué ocurre cuando una persona, en pleno uso de sus facultades, decide que se quiere quedar en su casa pese a que necesita cuidados 24 horas que solo se pueden dar en un centro? ¿Cuando unos familiares piden tu ingreso y otros se niegan? ¿Cuando una persona en un centro rechaza tomarse la medicación? ¿Cuando se tiene que tomar la decisión de mover o no del centro a un niño tutelado?

El trabajo en servicios sociales está plagado de este tipo de dilemas éticos que recaen sobre los hombros de los trabajadores. Porque hasta ahora había sido así, el trabajador, el centro (privado o público), el educador, el psicólogo, son los que decidían ante dilemas con multitud de aristas y posibles efectos, y eso les generaba inseguridades. Esta situación ya estaba sobre la mesa de conselleria de Igualtat, que planteó, en la última reforma de la ley de Servicios Sociales, atajar esto con la ética.

Xavier Uceda, secretario autonómico de Planificación del Sistema, tiene buena parte de responsabilidad en diseñar la solución. Igualdad creará comités de ética, es decir, órganos colegiados que emitan guías y sienten cátedra sobre todas estas decisiones complicadas dentro del sistema de servicios sociales.

Aunque pueda sonar extraño, la C. Valenciana no es la única autonomía que ha visto en la ética del cuidado un instrumento valioso para mejorar la calidad de la asistencia. Ya son ocho territorios (y la ciudad de València) los que lo habían implementado «con muy buenas experiencias», cuenta Xavier Uceda.

De la ética del ‘yo’ al ‘nosotros’

La idea es, cuenta el secretario autonómico, que se asemejen a los comités que ya existen en Sanidad. «En el nuevo decreto de Servicios Sociales dejamos atrás la modalidad asistencial. Se reconocen derechos tan importantes como tener información completa, una respuesta motivada, tu diagnóstico y participar en la elaboración de tu plan. La persona tiene derecho a no estar de acuerdo, a decir ‘esto no lo quiero’, y el profesional le debe informar de otros tratamientos, de las ventajas y desventajas, y que la personas elija en pleno uso de sus facultades». Se busca un modelo, salvando las distancias, como el de los comités de Sanidad.

¿Qué es lo que plantean estos comités? «Que vayan escribiendo documentos y guías con principios éticos sobre casos que vayan llegando al sistema. Queremos pasar de una ética del ‘yo’ a una ética del ‘nosotros’. Del ‘yo decido y yo creo que es lo mejor para tí’ a un sistema con recursos que permiten tomar estas decisiones, y con la opinión de la persona», asegura.

La distribución de estos comités seguirá la misma organización que los juzgados. Habrá un comité de ética de la C. Valenciana, que emitirá informes colegiados. Tras este también se crearán, por ley, comités en todos los municipios de más de 100.000 habitantes. Lo que todavía está por ver (el decreto prevé desarrollarlo si es necesario) es que se creen comités en los 21 departamentos que hay en el territorio. También se estudian «comités intercentro» específicos para un tipo de recurso.

Los órganos, cuenta Uceda «los formarán personas que sepan. Es decir, especialistas en Servicios Sociales y ética, de nada nos sirve tener al mejor profesor de la universidad si no sabe cómo funciona una residencia». Para ello los colegios «de psicología, trabajo social, enfermería, médico, jurista, la universidad...» propondrán sus nombres que concluirán en un órgano que tome las decisiones.

El objetivo es «pasar de la ‘ética del yo’ a la ‘ética del nosotros’». «No todo se resuelve con las leyes pese a lo que piensan muchas personas. Hay espacios de grises, y para ello necesitamos reflexiones y documentos sobre ética escritos por expertos, para que los profesionales se sientan seguros», explica Uceda. «Queremos introducir una reflexión ética en los Servicios Sociales».

Compartir el artículo

stats