Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hospital de campaña de La Fe se reutilizará en emergencias climáticas

Los trabajos para desmontar, catalogar, desinfectar y empaquetar los módulos se extenderán durante tres meses

Empiezan los trabajos de desmontaje del hospital de campaña de la Fe.

Uno de los mayores símbolos de la pandemia de coronavirus, el hospital de campaña de La Fe, desaparecerá del paisaje urbano de València en cuestión de tres meses, los que han calculado que durarán los trabajos de desmontaje que comenzaron ayer oficialmente. Por ahora, el movimiento en la zona es mínimo ya que se ha empezado a desmontar parte del cableado y algunos lonas pero, si se cumplen los plazos con los que trabaja la Conselleria de Justicia e Interior, de aquí a finales de mayo el solar junto al Hospital de La Fe volverá a ser eso, un solar dos años después de que se decidiera levantar esta infraestructura efímera por lo que pudiera pasar tras la irrupción del coronavirus.

El hospital de campaña como tal desaparecerá pero el Consell espera rentabilizar la inversión realizada (tanto en levantar el de La Fe, como en los de Castelló y Alicante) ya que la intención es conservar los módulos y poderlos utilizar en un futuro en todo tipo de "emergencias climáticas" en las que se necesite espacio acondicionado. Para ello primero hay que desmontar la infraestructura temporal, "catalogar las piezas, desinfectarlas, empaquetarlas y, finalmente almacenarlas", según desgranaron ayer fuentes de Interior. La intención es que los módulos se queden en los centros logísticos provinciales provinciales de la Sgise, la sociedad valenciana de gestión integral de Servicios de Emergencias, para que puedan ser reutilizados en cualquier tipo de emergencia, también las climáticas.

Otro paso hacia el final de la pandemia

El inicio del desmontaje apuntala el mensaje de que la pandemia ha entrado en su fase final: la sexta ola va de bajada, la "gripalización" de la covid está cada día más cerca y ya casi no hay restricciones en el día a día después de que se retirara el pasaporte covid. Sanidad había previsto desmontar el hospital a finales del año pasado pero la incertidumbre sobre qué iba a pasar con la sexta ola, aconsejó el mantener la instalación más tiempo aunque realmente solo ha acogido pacientes en lo peor de la "gran ola" de enero de 2021 cuando se llegó a un pico de casi 5.000 pacientes covid ingresados al mismo tiempo, la mitad de las camas que normalmente tienen los hospitales valencianos, lejos del pico de esta ola con 1.912 pacientes covid.

El hospital de campaña ha servido como centro de pruebas PCR y como punto de vacunación

decoration

El resto de la pandemia, el hospital de campaña ha servido como centro de pruebas PCR (sobre todo en el verano de 2020) y, más tarde durante 2021 como punto de vacunación cuando todavía no se habían abierto los vacunódromos. Desde el Consell siempre han defendido que mejor tener el hospital y no necesitarlo, que haberlo necesitado y no tenerlo, pero desde la oposición se ha criticado duramente la decisión de levantar esta infraestructura.

Ha sido en estos últimos meses cuando el hospital ha sumado la última de sus polémicas a propósito de la petición del Ayuntamiento de València de desmontar cuanto antes la infraestructura al no disponer de los permisos necesarios. Sanidad defendía que era una instalación temporal que no los necesitaba pero aún así, el expediente municipal siguió adelante. Fue el pasado mes de enero cuando el consistorio emitió una nueva resolución dando dos meses a la Generalitat para "demoler" la instalación y restaurar la legalidad.

Compartir el artículo

stats