Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

El "semáforo" de alertas de la covid vuelve a cambiar: en riesgo bajo hasta los 500 casos

La vacunación masiva y ómicron hacen posible el cambio | El riesgo lo marcará, realmente, cómo de ocupados estén los hospitales, no la intensidad de circulación del coronavirus

Imagen de archivo del interior del hospital de campaña de La Fe.

Que la conjunción de ómicron, la generalización de la vacuna y un contagio masivo en enero ha cambiado las reglas del juego en el manejo de la pandemia de coronavirus es obvio. Es, en gran parte, lo que ha hecho posible que se pueda poner en marcha el proceso de gripalización: tratar a la covid como una gripe y dejar de hacer pruebas y aislamientos de forma generalizada. La nueva fase ha traído consigo otro cambio, más técnico pero también muy significativo. El semáforo que marca el nivel de alertas en pandemia ha vuelto a cambiar dejando bien a las claras que lo que ahora marcará el riesgo real de la covid-19 no será la intensidad de circulación del virus sino cómo de ocupados estén los hospitales de casos graves.

De hecho, el umbral del riesgo bajo se alarga hasta los 500 casos por 100.000 habitantes en mayores de 60 años (el grupo de edad al que sí se le seguirá haciendo pruebas) y el riesgo muy alto, a partir de 2.500 casos. Nada que ver a cuando se adoptó por primera vez este "semáforo" y no había todavía vacunas para todos. Por aquel entonces el riesgo muy alto era pasar de 250 casos por 100.000 habitantes.

Solo la incidencia en los mayores

Y es que el Ministerio de Sanidad ha vuelto a elevar los umbrales de incidencia del virus atendiendo a que esa conjunción de ómicron y vacunación masiva. Según el documento del ministerio, que el virus circule más o menos solo será un indicativo de "evolución de la pandemia", pero no para determinar si se está en un momento más peligroso, por ejemplo, y haya que dar marcha atrás en esta fase de gripalización. El que ahora solo se atienda a la incidencia en los mayores de 60 años responde al cambio de manejo de la covid: solo se van a hacer pruebas a los mayores de 60 años con síntomas y a las personas vulnerables (inmunodeprimidos o embarazadas, por ejemplo), de ahí que el índice a seguir se centre solo en este grupo de edad.

Como ya habían avisado desde el Ministerio de Sanidad, a lo que ahora se prestará atención para determinar el nivel de riesgo serán los índices de ocupación hospitalaria. Siempre que los pacientes covid ocupan hasta un 5 % de camas en planta y hasta un 10 % de camas de intensivos se considera que se está en riesgo bajo y se puede mantener la fase de gripalización. A partir de ahí tendrían que cambiar cosas, de ahí la importancia de que rebrotes como el que ahora está experimentando la C. Valenciana pase factura o no en los hospitales.

Compartir el artículo

stats