Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los valencianos están poco polarizados y la mayoría pide recentralizar poder

Una encuesta en siete territorios sitúa a la C. Valenciana como la de un mayor sentimiento de pertenencia a España

Pleno del Consell

El gobierno autonómico es el que genera más opiniones favorables para los valencianos al ser preguntados sobre la confianza en las instituciones. Sin embargo, este concita también un paquete amplio de opiniones críticas. Por eso, la media resultante no supera la barrera del aprobado: se queda en un 4,66. Es una nota más alta que la que obtienen los ejecutivos de Madrid (4,38) y Cataluña (4,1), pero inferior a la de País Vasco (5,37) o Galicia (5,15).

El dato forma parte de una encuesta realizada por el Instituto Catalán Internacional por la Paz (ICIP) y el Centro de Políticas Económicas de Esade (EsadeEcPol) sobre la polarización política, social y territorial en España, centrado en siete comunidades: Andalucía, Cataluña, Comunitat Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid y País Vasco. El trabajo muestra a una sociedad valenciana más recentralizadora que el resto, en la que la identidad española está muy arraigada (más que en el resto del grupo que tienen una cultura autóctona) y donde la polarización política ha calado menos, en comparación con otras.

Uno de los resultados es que el 32 % confía bastante o mucho en el gobierno autonómico. No se da un resultado tan alto al responder sobre los otros tres niveles de poder analizados (el provincial queda al margen): local (29, 8 %), central (21,7 %) y europeo (26,2 %). Sin embargo, es también una muestra amplia la que declara una alta desconfianza en la Generalitat: el 34,2 %. Eso hace que la puntuación (4,66) esté ligeramente por encima de la media (4,63), pero sea inferior a la de otras administraciones, donde predominan las opiniones templadas.

El estudio pone énfasis en la polarización afectiva (la que se define por la distancia entre los sentimientos hacia el grupo con el que nos identificamos y los que manifestamos hacia los otros) y concluye que el principal foco son los partidos políticos, por encima de los otros territorios.

La C. Valenciana sale bien parada en este índice. Es la segunda, por detrás de Galicia, con una menor polarización afectiva. En el caso de la partidista, también está de las últimas, claramente por debajo de la media española. Solo dos territorios presentan un dato menor: Cataluña y Euskadi. Madrid es aquella que registra un porcentaje más elevado.

Recentralizadores

Un dato significativo (y que conjuga con la polarización de opiniones sobre la confianza con el gobierno autonómico) es que la C. Valenciana es uno de los territorios donde se percibe un sentimiento más recentralizador junto con un alto grado de opiniones que piden más autonomía. El 24 por ciento declara que prefiere un Estado sin autonomías. Solo hay otro territorio donde se da una tasa tan elevada: Madrid. En total, hay un 43 % de encuestados valencianos favorables a una menor autonomía o a su eliminación (la media española es del 37 %). Frente a ellos, existe un 20 % que pide más poder de la autonomía y un 7 % que exige la autodeterminación. Este índice se dispara al 45 % en Cataluña y al 27 % en el País Vasco.

El dato valenciano es relevante si se tiene en cuenta que la descentralización y la lucha contra los impulsos recentralizadores son uno de los ejes del modelo de país que defiende el Consell actual, de la mano de Ximo Puig.

Precisamente, la C. Valenciana es, según esta encuesta, donde se dan los porcentajes más altos de sentimiento de identidad española (el 27,7 % se sitúa en la escala más alta en una línea que va desde la identidad únicamente valenciana a únicamente española).

Compartir el artículo

stats