Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Agermanament Comunitari Valencià" moviliza a la ciudadanía en el apoyo a refugiados

València, Alaquàs, Almassora, Calp y Cocentaina acogen a cinco familias sirias procedentes de un campo de refugiados de Líbano

Familias sirias que forman parte del Agermanament Comunitari Valencià. Miguel Ángel Montesinos

El director general de Igualdad en la Diversidad, José De Lamo, ha destacado que el programa de acogimiento 'Agermanament Comunitari Valencià' fomenta la "sensibilización social y moviliza a la ciudadanía en el apoyo a las personas refugiadas".

El director general ha participado en Bilbao en la conferencia 'Regiones y Ciudades como patrocinadoras', que se ha organizado con la colaboración de ICMC Europe (International Catholic Migration Comission), con motivo de la celebración del Día Internacional de las personas refugiadas el próximo 20 de junio.

En su intervención, De Lamo ha explicado la experiencia del programa de acogimiento 'Agermanament Comunitari Valencià', que puso en marcha la Generalitat junto al Ministerio de Inclusión y ACNUR con la finalidad de contribuir a la mejora de las responsabilidades compartidas y convertir la inclusión "en un proyecto del conjunto de la sociedad".

"El objetivo es que la ciudadanía pueda participar directamente en la labor de acogida e integración de las personas refugiadas creando grupos de apoyo que ofrecen soporte social a las personas recién llegadas durante su proceso de integración en sus nuevas comunidades", ha señalado De Lamo.

De esta forma, el director general ha afirmado que "se implica a la comunidad local en todo el proceso de acompañamiento para la inclusión hasta que pueden construir su proyecto de vida independiente".

Programa piloto con cinco familias

'Agermanament Comunitari Valencià' se inició en la Comunitat Valenciana en octubre de 2020 con el objetivo de ofrecer un acogimiento de personas refugiadas "desde una perspectiva de implicar a su entorno social en su proceso de inclusión" ha señalado De Lamo.

Este programa piloto, que viene precedido de una experiencia similar en el País Vasco, se está desarrollando en los municipios de València, Alaquàs, Almassora, Calp y Cocentaina, que acogieron a 23 personas de distintas edades de cinco familias de origen sirio y procedentes de los campos de refugiados que hay en el Líbano.

Desde entonces, se está haciendo un seguimiento y valoración del programa que, según ha señalado el director general, "está siendo todo un éxito", ya que de las cinco familias acogidas, cuatro ya han pasado por la integración laboral y los hijos e hijas se han graduado en alguna etapa educativa, completando así el acompañamiento y el proceso de inclusión.

En este proyecto participan las tres Cáritas de la Comunitat Valenciana (Cáritas Diocesana Segorbe-Castelló, Cáritas Orihuela-Alicante y Cáritas València), que acogen a una familia cada una de ellas, y el Servicio Jesuitas a Migrantes España que acoge a dos familias.

José De Lamo ha explicado que en los municipios participantes, y a través de las entidades que gestionan el programa, se han creado grupos locales con personas voluntarias que se encargan de mantener "una relación directa" con estas familias, acompañándolas en todo el proceso de inclusión que puede ir desde el aprendizaje del idioma hasta ayuda para encontrar un trabajo.

El proyecto también incluye la provisión de una vivienda y el diseño de un itinerario de formación para sus integrantes, de acuerdo con su experiencia y formación previa, medidas que faciliten el acceso al empleo y el aprendizaje del castellano y el valenciano.

El director general ha incidido en que esta iniciativa ratifica, una vez más, el compromiso de la Comunitat Valenciana como "tierra de acogida" de aquellas personas que salen de su país de origen huyendo del horror de la guerra o buscando un futuro mejor para ellas y sus familias.

Compartir el artículo

stats