En marzo de 2020, la pandemia de covid-19 cambió nuestro mundo para siempre. Mil días después, se encuentra ya en sus últimos coletazos, presionada por la cada vez mayor cobertura de las vacunas, y unas variantes en expansión más leves que las anteriores. Hasta 2023, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no espera darla por concluida, pero hace ya unos meses que la normalidad volvió para quedarse.

La radiografía que hoy hacemos sobre las consecuencias del virus que vino de Wuhan (China) ya es a modo de reflexión, de un suceso que pertenece al pasado. De datos fríos que ya pertenecen a la hemeroteca. En la Comunitat Valenciana, el covid-19 ha dejado más de 10.000 muertos.

La factura económica 2.700 millones de euros.de la pandemia supera los 2.700 millones de euros en la Comunitat, gastos que incluyen la contratación puntual de 5.600 médicos para afrontar la crisis sanitaria. El número de altas hospitalarias ha sido, también, superior a los 1,3 millones de personas, en una pandemia que ha provocado 315.942 casos por millón de habitantes.  

El martes se cumplieron 1.000 días exactos desde que la OMS declaró que la covid-19 era una pandemia global. Y hoy hace un millar de días que se declaró el Estado de Alarma en España por la propagación de un virus que ha dejado, oficialmente, más de un millón y medio de casos confirmados en la Comunitat Valenciana, y un impacto social similar al de un conflicto bélico. La pandemia ha

Un joven de 32 años de la provincia de Castelló, que había estado de viaje en Milán, fue el primer caso

El 25 de febrero de 2020, la Generalitat confirmó el primer positivo en tierras valencianas -y el cuarto de España-, un joven de 32 años de la provincia de Castelló, que al regresar de un viaje con amigos en Milán presentó síntomas leves y acudió a urgencias del Hospital de La Plana. A él se sumaron en las jornadas siguientes otros valencianos que había viajado al norte de Italia justo antes de que este se convirtiera en el epicentro de la pandemia en Europa, para participar en la Feria del Calzado de Milán y asistir al partido de fútbol de Liga de Campeones entre el Valencia CF y el Atalanta en Bérgamo. La trazabilidad parecía perfecta, pero el 14 de marzo ya había 3 casos a los que no hubo manera de encontrar con quién habían podido tener relación. El mes de marzo se cerraba ya con 29 fallecidos en las tres provincias. En 53 días se habían alcanzado las primeras mil muertes. Fue el 18 de abril de 2020, tras haber alcanzado el pico de la primera ola. Sólo en la cuarta semana de abril murieron 125 personas en la Comunitat. 

La ola más dramática

Tras un drástico descenso de víctimas del coronavirus en mayo, la covid-19 contraatacó con fuerza en noviembre, con una segunda ola trágica. Le siguió una tercera, que en febrero, dejó los peores registros, con 1.894 fallecidos (una media de 67 al día). A partir de ahí, el número de víctimas fue descendiendo, coincidiendo en los meses siguientes con las primeras vacunaciones. Los últimos datos actualizados indican que el 86,12 % de los valencianos han recibido la vacunación completa (hasta 3 dosis). 

Un enfermo de covid-19, en el Hospital General, en abril de 2020 Fernando Bustamante

Mil días después del inicio oficial de la pandemia, la sociedad valenciana ha cambiado: Hemos abandonado el dinero por las tarjetas, compramos más por internet, fumamos menos y adoptamos más animales. Los datos reflejan una transformación de lo cotidiano que puede haber llegado para quedarse.